Crear un plan de evacuación de una empresa es sumamente importante

Crear un plan de evacuación de la empresa, además de ser una norma de seguridad obligatoria por ley debe darse a conocer a todo el personal para que sea realmente efectivo.

El plan de evacuación de una empresa es de suma importancia para la seguridad del personal que labora en ella. Los desastres naturales o accidentes de trabajo son frecuentes y generalmente, inesperados, por ello, la prevención es un factor fundamental para no lamentar graves daños.

Cómo planificar plan de evacuación
La planificación de un plan de evacuación de una empresa es el primer paso y debe incluir: qué se debe hacer y cómo se ha de actuar ante una situación de emergencia, ya sea esta un seísmo, un incendio o un accidente de trabajo.

De acuerdo a los estándares internacionales, los pasillos más espaciosos deben ser destinados para la evacuación, es imprescindible retirar de ellos cualquier obstáculo; así mismo, se debe colocar en ellos señalizaciones bastante visibles en dirección a la SALIDA o EXIT, en inglés.

Las escaleras deben contar con barandillas a ambos lados, estas se utilizarán siempre, ya que el uso de ascensores uso de ascensores está terminantemente prohibido, para evitar que la gente quede atrapada. Todos los pisos deben estar numerados en tamaño grande, para orientar al personal durante la evacuación.

Las ventanas no deben cerrarse con seguros permanentes. Las puertas deben abrirse hacia afuera, en dirección a la salida y sus seguros deben ser fácilmente operables.
En el plan de evacuación de una empresa se han de determinar las zonas seguras o de reunión, lugares seguros y espaciosos para protegerse, lo ideal es que se ubiquen en zonas amplias como avenidas, plazas, patios o playas de estacionamiento. Es imprescindible que todo el personal conozca estos espacios y sepa usarlos en caso de emergencias.

La organización
El siguiente paso es organizar o delegar responsabilidades del plan de evacuación de una empresa. El equipo que se encargará de la seguridad en casos de desastres o accidentes debe ser elegido de forma idónea, evitando encargar estas responsabilidades a personal temporal, trabajadores a tiempo parcial o discapacitados.

La responsabilidad del equipo es dirigir al personal durante la evacuación hacia las zonas seguras o de reunión, comunicarse con los bomberos o los servicios de emergencia. En los mejores casos estos responsables tienen conocimientos en primeros auxilios para ayudar a los posibles heridos. La organización de simulacros de evacuación en la empresa con fines preventivos, será también responsabilidad suya.