Cuáles son los beneficios del ejercicio físico para el cerebro

Los beneficios del ejercicio físico no se aprecian solo en un cuerpo de apariencia envidiable, sino que repercuten en el funcionamiento interno, además de aumentar la capacidad memorística.

Pese a las advertencias que constantemente el sector salud indica para mejorar la calidad de vida, millones de personas en el mundo hacen caso omiso y prefieren seguir una vida sedentaria; sin embargo, es de vital importancia reconocer que los beneficios del ejercicio físico, no solo son para mejorar la apariencia sino que, además tiene gran influencia para el buen funcionamiento del cerebro.

El papel que representa el cerebro

El cerebro, como uno de los órganos principales del cuerpo, ésta sujeto a grandes cargas de trabajo ya que, es el encargado de almacenar y procesar todos los datos de cada una de las personas. Nunca descansa púes, hasta en los momentos en que el cuerpo se encuentra en reposo, el cerebro sigue su función.

 

 

El cerebro se define en un término común, como una olla de presión, de tal manera que, si se llena de información y es sometido de forma constante a presiones puede llegar el momento en que se sature y colapse. Es por ello que, los especialistas recomiendan momentos de esparcimiento donde el cerebro pueda liberar tensiones y sobrecarga de información y éstos son solo algunos beneficios del ejercicio físico.

 

Actividades de relajación

  • Hoy en día existen muchas técnicas recomendadas para relajar el cerebro como la musicoterapia, inhaloterapia, risoterapia, meditación, entre muchas, sin embargo, se ha demostrado que los beneficios del ejercicio físico para el cerebro son muchos. De tal modo que, los ejercicios al aire libre y las técnicas que involucran la movilidad del cuerpo son las más adecuadas.
  • Uno de lo principales beneficios del ejercicio físico, además de la buena oxigenación e irrigación de la sangre al cerebro, es el que elevar la producción de serotonina, neurotransmisor que se encuentra en el sistema nervioso central y responsable directo de desequilibrios del cerebro.
  • Cuando el nivel de serotonina es bajo, produce en el cuerpo trastornos en el sueño, trastornos depresivos y estados agresivos. Por el contrario, cuando el nivel de serotonina es elevado, produce sensación de placer y bienestar, de tal manera que, regula el apetito, equilibra el deseo sexual, controla la temperatura del cuerpo, la actividad motora, la calidad y cantidad del sueño, los estados de ansiedad y las funciones cognitivas.
  • Para mantener el buen nivel de ésta sustancia en el cerebro, es necesario, además de una buena alimentación, una buena rutina de ejercicios físicos. Es importante comenzar con ejercicios suaves y aumentar poco a poco el nivel de actividad y tiempo; de tal manera que, los beneficios del ejercicio físico vayan más allá de adquirir una forma corporal perfecta.
  • También se ha demostrado que, como parte de los beneficios del ejercicio físico, involucrarse en actividades en el desarrollo de técnicas combinadas en la disciplina de gimnasia cerebral, ayudan a acelerar el aprendizaje, mejorar el razonamiento, la capacidad del cálculo, aumento de la creatividad y la capacidad de memoria.