Cuáles son los modelos de parachoques más recomendables.

La transformación a lo largo del tiempo en la construcción de distintos modelos de parachoques convierte a este accesorio en uno de los principales elementos a tener en cuenta para garantizar la máxima seguridad de nuestro vehículo.

En la medida en que se masificó el uso del automóvil fue necesaria la creación de un sistema anti impacto al cual se le dio el nombre de parachoques y cuyo objetivo consistía en prevenir los posibles daños causados al automóvil y a sus ocupantes. Desde entonces se han fabricados distintos modelos de parachoques con el fin de obtener mejores resultados y dar una mayor protección a cada tipo de vehículo.

Modelos de parachoques antiguos y modernos
Los primeros parachoques eran elementos de material duro fabricados en acero y de grandes dimensiones, adosados a la estructura del vehículo, atrás y adelante respectivamente. Muchos diseños eran reforzados y robustos con aplicaciones de lujo siguiendo un patrón de moda en coches de los años sesenta y setenta.

Estos modelos en cuanto a su estructura y medidas de seguridad, no difieren uno de otro, excepto en torno a la marca y sello del fabricante del vehículo. Debido a su rigidez y tamaño poco contribuían como elementos de seguridad ya que no garantizaban una mayor protección en el momento del impacto.

Actualmente los distintos modelos de parachoques para vehículos modernos son confeccionados con elementos livianos, dúctiles y con alta capacidad de deformación. En la fabricación de parachoques se emplean materiales de construcción lo menos rígidos posible, especialmente plásticos de alta definición, fibra de vidrio, caucho y, para los modelos más antiguos, hierro fundido.

Parachoques más recomendables según vehículo
Para los vehículos livianos o automóviles es más recomendable usar parachoques de plásticos ya que, al ser más ligeros, aseguran mejor su deformación en caso de accidente, liberando energía, lo cual ayuda a proteger mejor la estructura del vehículo preservando en mayor medida la integridad de los ocupantes.

 

La alternativa para los camiones y autobuses son los modelos de parachoques llamados anti empotramiento que son diseñados para evitar que un vehículo menor se incruste en el momento de un choque, impidiendo de este modo un daño mayor. Los vehículos 4x4, las camionetas, los furgones y jeeps dependiendo de su modelo, pueden utilizar una combinación de parachoques ligeros o rígidos en la parte de atrás, los cuales incorporan pisaderas que ayudan en el acceso al compartimiento de carga. De esta manera aportan una solución práctica a la utilización de dicho espacio.

Cómo elegir el modelo indicado
Cada uno de los modelos de parachoques tiene una medida precisa para cada marca y modelo de vehículo. Por consiguiente, si necesita reparar o cambiar los parachoques, es recomendable exigir el repuesto original, hechos con materiales de calidad y asegurarse de que sea correctamente instalado.