Cuidados para una batería de teléfono móvil imperecedera

Para garantizar la durabilidad de una batería de teléfono móvil hay que asegurarse de recargarla cuando esté vacía y cuidar el tiempo de conexión a la red eléctrica.

Algunos usos especiales del teléfono consumen la batería en muy poco tiempo, lo que hace que debamos llevar con nosotros el cargador de la batería a todas partes y estemos continuamente aprovechando cualquier momento para recargarla. Con esta práctica, la batería de teléfono móvil se irá deteriorando y cada vez nos proporcionará menos tiempo de funcionamiento del aparato. Para que esto no ocurra, debemos prestar atención a los siguientes consejos.

Cuidados imprescindibles de la batería

  • El principal cuidado que debemos tener con la batería del teléfono móvil es saber cómo cargarla, ya que cuanto más cargamos el teléfono móvil, más corta es la vida de la batería. Es aconsejable cargarla exclusivamente durante el tiempo necesario para su recarga, el cual no debe ser superior a dos horas.
  • También apagaremos el teléfono cuando pongamos a cargar la batería, recordando que sólo debe estar enchufada el tiempo necesario para completar su ciclo. Con esto contribuimos a alargar la vida de la batería de nuestro móvil.
  • Es aconsejable elegir con cuidado el momento de la carga, lo ideal sería recargar la batería cuando esté completamente vacía. Si esto no es posible, ésta debe estar, como mínimo, a menos del 50% de su capacidad. Así como tampoco es aconsejable exponer la batería de teléfono móvil a ninguna fuente de calor, como radiadores o los rayos directos del sol.
  • No debemos tampoco olvidar destinar ciertos cuidados al cargador del teléfono. Éste dispone de una vida de uso limitada, por lo que tendremos que prestar atención al uso de este dispositivo. Para ello, cuando la batería de teléfono móvil no esté en proceso de carga, debemos desenchufarlo de la red eléctrica, con esto conseguiremos que el cargador nos dure más tiempo y ahorraremos energía.

Ventajas de una batería de repuesto

  • Para evitar recargar de forma incorrecta una batería de teléfono móvil, es muy útil llevar siempre con nosotros una batería de repuesto cargada. De esta forma, podemos dejar que nuestra batería se agote completamente antes de sustituirla por la otra, y podremos recargarla nuevamente al final del día. Con esta práctica conseguiremos que nuestras baterías duren más tiempo y nos ahorraremos una cantidad de dinero importante.
  • Otra ventaja de llevar una batería de teléfono móvil de repuesto es que no es necesario que llevemos con nosotros el cargador. Además, nos aseguramos de que en el momento en que el móvil se quede sin batería, solo tenemos que cambiarla y ya tendremos el teléfono listo para funcionar.