Cutis perfecto: beneficios de la arcilla verde

La arcilla verde es un remedio natural y milenario que brinda resultados asombrosos en la piel, ayudando a lucir un cutis más fresco, prolijo, limpio y sin imperfecciones.

La arcilla verde es un auténtico regalo de la naturaleza para tener una piel más bella, que se usa desde la antigüedad. Rica en sales minerales y oligoelementos, sirve para tratar el acné, como cicatrizante, antibacterial, para reducir los poros abiertos, purificar y desinflamar. La aplicación es sencilla y garantiza resultados espectaculares en poco tiempo.

Beneficios en la piel

Si bien hay varias clases de este mineral, la arcilla verde es ideal para tratar cualquier trastorno en la piel y embellecerla. Contiene calcio, magnesio, hierro y demás minerales que la limpian, revitalizan y purifican. Perfecta para las personas con piel grasa y mixta, ya que utilizada como mascarilla contrarresta la grasitud, elimina los puntos negros y reduce los poros.

 

Además, es caso de lesiones en la piel, picaduras de insectos o cualquier dolencia, al tener cualidades antibacteriales, reduce el dolor, descongestiona la piel, desinflama y favorece una rápida y buena cicatrización. Por otro lado, si una persona no tiene ninguno de los inconvenientes citados, la arcilla verde, al ser vigorizante y uno de los mejores exfoliantes, ayuda a lograr un rostro perfecto y mejorar la circulación de la piel.

Formas de aplicación

El uso es externo, por lo tanto no debe ser ingerida. Actualmente algunas tiendas de belleza venden las mascarillas, pero también se puede comprar en las herboristerías la arcilla verde en polvo. Solo se debe poner una cantidad mínima en un cuenco de madera, cerámica o vidrio y echarle un poco de agua. La consistencia debe ser de una crema liviana, ni muy líquida ni sólida. La aplicación puede ser de aproximadamente 20 minutos.

 

En caso de lesiones se pueden aplicar cataplasmas gruesas de arcilla que consisten en aplicar la mezcla sobre la piel y cubrirla con una tela de gasa durante varias horas, inclusive durante toda la noche. Como última recomendación, además de mezclarla con agua, puede mezclarse con extracto de limón o sábila para la piel con acné, leche, para suavizarla, miel o avena para una mayor limpieza.