Decir "adiós" en varios idiomas europeos

Aprende a decir adiós en varios idiomas y despídete con la debida cortesía en cada país europeo que visites.

Lo primero que se debe aprender cuando se planea viajar a un país en el que se habla una lengua diferente a la nuestra son las normas de cortesía. Si tienes pensado viajar a algún país europeo y no quieres pecar de mala educación por no saber cómo decir adiós en varios idiomas, esta es tu guía.

Recordatorio de lo más conocidos
Los más versados en lenguas extranjeras, posiblemente, sepan  ya cómo decir adiós en varios idiomas como: italiano, inglés o francés. De todos modos, no está de más darles un repaso. En Italiano todos se despiden diciendo "arrivederci", mientras que en francés se dice "au revoir" y en inglés, dicen adiós con el clásico "goodbye" o con su variante más coloquial: "bye-bye".

Decir adiós en los idiomas "difíciles"
Por lo general el nivel de exotismo de nuestro destino turístico suele ser proporcional al grado de dificultad del idioma, aún cuando se viaja dentro de Europa. Por ejemplo, si la elección es Gales, encontramos de dónde elegir: se puede usar "hwyl fawr", "hwyl nawr", "hwyl am y tro" o "da boch chi"; aunque si tu preocupación es cómo arreglártelas para pronunciar un idioma compuesto mayormente de consonantes como este, bastará con un sencillo "Tara" para quedar como todo un ‘gentleman’.

 

Los países nórdicos no nos lo pondrán mucho más fácil... Cuando estemos en Dinamarca nos tendremos que despedir diciendo "farvel", en Finlandia bastará con un sencillo "näkemiin”, mientras que en Holanda quedaremos genial pronunciando perfectamente (quien lo consiga):  "tot ziens" o "tot straks". Si nuestro destino vacacional se encuentra por el contrario un poco más al sur, por ejemplo, en Grecia utilizaremos un "ya sas" o "ya su", y en Bulgaria nos despediremos con un "Čao".

Los inesperadamente fáciles
En Alemania puedes decir adiós de un modo informal usando "tschüss" o el mundialmente conocido "ciao" --de origen italiano, en tanto que en Islandia te despedirá con un "bless bless". En Irlanda la despedida es corta, porque basta con decir "slán"; al igual que en Hungría ("szia"), Luxemburgo ("Äddi" o "awar") o en Malta ("Ċaw").  Aún más 'chupados' de aprender son el "hade" noruego y el "adeu" con el que se despiden los portugueses, que casualmente se usa con el mismo fin en catalán.

Enlaces de interés