Diferencias al limpiar el latón y la plata

Son de la misma tonalidad blanquecina pero al limpiar el latón hay que considerar que no tiene la misma naturaleza que la plata.

A pesar de que el latón y la plata pueden estar unidos en una pieza de joyería o un trabajo artesanal, es importante saber que cada uno necesita cuidados especiales. Es fácil cometer graves errores si no se conocen las propiedades del material y, por lo tanto, no se aplican los productos adecuados para limpiar el latón y la plata.

¿Cómo limpiar el latón?

  • El latón es un metal producido por la mezcla de cobre y zinc, así que no tiene la pureza de la plata que es por sí misma un elemento químico. Al limpiar el latón puedes buscar dos cosas, o darle brillo o mantener su aspecto antiguo.
  • En el primer caso una opción fácil y económica es calentar durante unos minutos una taza de vinagre con media taza de sal. Una vez que la mezcla esté completamente líquida, la solución se aplica cuidadosamente con un trapo que no raye la superficie en el momento de limpiar el latón. La mezcla de pulpa de limón con bicarbonato también es efectiva. Se aplica con ayuda de un trapo, cuidando que los grumos de bicarbonato no rayen el metal. 
  • Por otra parte, si es un latón envejecido al que no se desea dar brillo sino quitar la capa verdosa que se forma con el paso del tiempo, es mejor mezclar media taza de kerosén con medita taza de bicarbonato. Se humedece una tela con esta mezcla y se frota hasta limpiar el latón como se desee.

¿Cómo limpiar la plata?

  • La plata o argentum es un metal puro, brillante y maleable. A diferencia de las diferencias existentes a la hora de limpiar el latón, la plata es un material muy apreciado por su brillo y claridad de manera que cuando se oscurece debido al uso prolongado, una buena limpieza es necesaria para preservar el valor del objeto o joya. Recuerda no usar productos en polvo directamente porque se raya el metal.
  • Una alternativa es forrar un recipiente con papel aluminio. Encima se vacía agua hirviendo y se añade sal. Los accesorios de plata se dejan reposar un tiempo y luego se secan cuidadosamente con una tela suave. Otra opción es lavar con agua y jabón la plata. Luego se calienta agua en una sartén y se agrega bicarbonato de sodio poco a poco, batiendo continuamente, hasta lograr una pasta. Los utensilios se frotan suavemente y se enjuagan bien hasta secar. 
  • La pasta dental se aplica también sobre objetos lavados con agua y jabón previamente. Con un paño se frota suave pero firmemente la pieza y finalmente se enjuaga. Como podemos comprobar, los procedimientos pueden ser similares, pero no es lo mismo limpiar latón que aclarar la plata.