Director de hospital:formación y responsabilidades

El director de un hospital es aquel que combina un amplio e impecable currículo medico, así como una cualificada formación administrativa, que le avalan como máxima autoridad del centro sanitario.

Ser director de un hospital es una profesión que quizá tenga una alta compensación económica pero también trae consigo muchas y peliagudas responsabilidades, pues asume la dirección del hospital y será el rostro visible, no solo de los ante los logros médicos sino también de los posibles problemas que se presenten.

Formación

  • La figura del director de un hospital debe tener un amplio y excelente currículo académico. Sus estudios deben presentar una amplia formación médica y su experiencia laboral debe pasar por ser un experimentado médico y un doctor con una excelente reputación.
  • Además, su perfil ha de completarse con otras carreras mas técnicas como administración y dirección de empresas, relaciones laborales y debería haberse formado en algún curso de alta dirección de instituciones sanitarias. Asimismo, sus conocimientos deben pasar por saber como organizar los recursos materiales y humanos de los centros de trabajo.

Responsabilidades

  • El director de un hospital tiene muchas funciones y responsabilidades entre ellas se encuentran las de representar a esta entidad de cara al público, aprobar los presupuestos sobre la compra de los recursos materiales y la contratación de los recursos humanos del centro.
  • Es decir, por esta persona deben pasar todas las compras de recursos médicos y las contrataciones de personal y tomar la decisión que sea mas adecuada para todo el mundo en los momentos de crisis. Por otro lado, está encargado e presentar, cada cierto tiempo, informes sobre la gestión hospitalaria y una memoria anual en la que quede reflejado el funcionamiento económico.
  • El director de un hospital es el máximo responsable de esta entidad sanitaria, es  elegido por la entidad rectora del hospital y dependiente de ella. Es una persona que debe funcionar con precisión bajo grandes presiones, por que, tiene que ocuparse de todo el funcionamiento y dirección del hospital.
  • El director de un hospital es un puesto que puede conllevar mucho estrés debido  a la asunción de múltiple responsabilidades sobre la entidad y la toma de importantes decisiones en el caso de que se presente una crisis, como por ejemplo, una grave negligencia médica o una alerta sanitaria a grande escala por una intoxicación.
  • Este puesto puede llegar a ser poco agradecido, pues, a pesar de su remuneración económica bastante generosa, es un trabajo que puede traer consigo muchas y grandes responsabilidades de dirección y la toma de decisiones críticas que no siempre conllevan a soluciones, ni tampoco tienen por qué ser las correctas.