Diseñar un mapa del tesoro para los niños

Todos los niños sueñan con ser distintos personajes fantasiosos a lo largo del día, y a través de estos juegos desarrollan su creatividad e imaginación. Por ello, es conveniente ayudarles con juguetes como un mapa del tesoro para los niños.

La creatividad y la imaginación son fuentes inagotables de recursos y herramientas con las que resolver problemas en el futuro. Por ello, no se las debe infravalorar, sino que hay que procurar estimularlas desde el nacimiento del niño con juegos y medios que le resulten divertidos. Una práctica muy educativa consiste en llevar a cabo de forma física las fantasías del niño ayudándole a construir un barco, un disfraz o, en este caso, un mapa del tesoro para los niños.

Cómo construir un mapa del tesoro para los niños

  • El primer paso para construir un mapa del tesoro para los niños es localizar o comprar los materiales que necesitaremos para ello. Todo depende de lo elaborado que queramos que resulte el producto final, pero en líneas generales los materiales básicos son cartulinas de colores y lápices o rotuladores.
  • Para el mapa en sí se puede utilizar una cartulina amarilla doblada en forma de pergamino o hecha una bola y luego estirada para que presente un aspecto desgastado y antiguo. Otra opción es utilizar un mechero para quemar un poco los bordes y que queden cortados de forma irregular. Además del mapa, se puede añadir una carta escrita con letras muy pomposas en la que se incluyan las instrucciones de la ruta.
  • Una vez hecha la base del mapa del tesoro para los niños, queda añadir los detalles del camino, así como los elementos decorativos como una arboleda, calaveras, un loro o los restos de un barco que ha naufragado en la orilla de una isla. Todo esto se puede dibujar en la misma cartulina, hacerlo en tres dimensiones en otra cartulina y pegarlo encima, e incluso dibujarlo en cartón a tamaño real y utilizarlo para decorar la sala o el exterior del escenario.

Cómo jugar con un mapa del tesoro para los niños

  • El juego más habitual para realizar con un mapa del tesoro para los niños es el ir a la búsqueda del tesoro. Este puede ser un cofre lleno de chucherías, monedas de chocolate, un juguete nuevo, unas camisetas personalizadas con logos o una foto de los participantes o algún otro premio interesante para el niño.
  • Además del premio, conviene incluir en la búsqueda algunos retos como carreras de sacos, juegos de cartas, competiciones en la piscina o carreras con flotadores, juegos de puntería o acertijos.