Disfraces de Michael Jackson desde que triunfó con los Jackson Five

El rey del Pop marcó un hito en la cultura del espectáculo, tanto, que los disfraces de Michael Jackson siguen siendo de los más imitados en todo el mundo.

La imagen de cualquier figura artística es fundamental para determinar el ascenso o derrumbe de su carrera. Sin duda alguna, el considerado rey del Pop fue uno de los precursores de esta tendencia, y es que los disfraces de Michael Jackson son una de las principales razones por las que, aún después de fallecido, es una de las estrellas más adoradas y controvertidas del mundo del espectáculo.

Estilo Jackson Five
Michael Jackson ingresa a los Jackson Five en el año 1964 y permanece hasta 1984, convirtiéndose en el miembro más popular de la agrupación y el único con una carrera sostenida en el tiempo como solista. por aquel entonces, y según la conservadora imagen del grupo dirigido por su padre Joseph Jackson, cada miembro adoptaba un estilo moderno y sobrio al mismo tiempo. No será hasta 1982 cuando dé comienzo la era de los disfraces de Michael Jackson como solista, con el éxito del videoclip de su single "Thriller". 

Para conseguir el auténtico look de zombie de este videoclip: toma sombra de ojos negra y aplícala alrededor de estos formando un ovalo inclinado, y aplica otro tanto en las mejillas -por debajo del hueso del pómulo, para lograr una imagen totalmente demacrada.

A continuación, toma una chaqueta roja con el cuello mao, sube sus mangas a mitad de brazo, lleva un pantalón rojo por encima del tobillo y no olvides usar calcetines blancos con zapatos negros. Optando por el estilo de Thriller, estarás enfundado en el mejor de los disfraces de Michael Jackson.

Michael Jackson: estilo propio
En 1982 Michael usó una chaqueta de cuero que se convirtió rápidamente en el atuendo de toda una generación de jóvenes. Otro icono de los disfraces de Michael Jackson en los 80 fue un traje que fue usado usado por millones de jóvenes, el clásico traje negro con una camisa rosada y un corbatín rojo.

En 1983 crea el paso “Moonwalk” que ha dado la vuelta al mundo y es tratado de imitar en todas las pistas de baile. En ese tiempo uno de los disfraces de Michael Jackson más habitual consistía en unos pantalones pesqueros (por encima del tobillo) y ajustados que permitían ver la “caminata” de sus pies. Esos pies que enfundados en unos calcetines  blancos impolutos y brillantes zapatos negros, se convertirían en un clásico de los movimientos del ídolo.

En 1984 añadió a su vestuario guantes brillantes, a la vez que desarrolló un gusto especial por los accesorios y vestimenta de la cultura militar. Un gusto que el diseñador que le vistió en los casi veinte último años, Michael Bush, supo plasmar en los disfraces de Michael Jackson.