Disfraz de Amy Winehouse: un homenaje a la reina del soul

La fallecida Amy Winehouse ha sido un referente con su estilo vintage, su cabello cardado y un maquillaje que eran señas de identidad imitadas por sus seguidores.

La recién fallecida Amy Winehouse, considerada para muchos como una de las grandes divas del soul, ha dejado discos tan emblemáticos como "Back to black" y un estilo propio que no ha pasado inadvertido durante todos estos años. Muchos de sus fans imitan el estilo de la conocida cantante para rendirle tributo por su dedicación y la lucha que ha mantenido contra las drogas durante varios años.

El estilo Amy Winehouse

La cantante era ecléctica en cuanto al estilo de ropa ya que, en algunas ocasiones, aparecía con tejanos, cazadora de cuero y camisetas sin mangas, mientras que en otros momentos, sus vestidos de lunares, con vuelo y puntillas recordaban a la estética propia de la década de los cincuenta. Famosa por sus coloridos y llamativos tatuajes, también se puede buscar inspiración en el estilo pin-up para emularla.

 

 

Como complementos, una flor en el cabello será un adorno, utilizado por la diva en vida, que servirá para rendirle homenaje. Asimismo es imperativo el uso de cinturones que ciñan la cintura ya que eran uno de los complementos favoritos de Amy Winehouse. El calzado ha de ser cómodo y, aunque ha llevado tacones, era adicta a las bailarinas vintage. Tanto su ropa como sus complementos se podrán encontrar en tiendas de la firma Blanco.

 

El maquillaje de la diva y su peinado

En primer lugar, se deberá aplicar unos polvos en el párpado móvil de un tono ocre. Luego se aplicará un lápiz de ojos negro como delineador. Para esto, resultará más útil uno tipo eye-liner ya que marca más el párpado. A continuación se aplicará el rímel tanto en las pestañas superiores como inferiores terminando con un gloss del tono de los labios y el lunar sobre los labios.

 

 

Aunque el resto de detalles resulten importantes, Amy Winehouse no sería bien imitada sin su peinado. Para conseguirlo sin tener que sufrir las consecuencias de un cardado, se pueden comprar pelucas que lo emulan por unos escasos catorce euros en la página web de la tienda Disfrazzes.