Distrito Art Noveau: los rincones secretos de Riga

Riga, en la República báltica de Letonia, es la capital europea de la arquitectura Art Nouveau y su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Riga, la capital de Letonia, y Barcelona son las dos ciudades europeas que más edificios y construcciones de estilo Art Nouveau atesoran. En Riga se contabilizan más de 800 edificios Art Nouveau donde predominan y conviven el eclecticismo ornamental de aspecto desenfadado y el romanticismo historicista y nacionalista.

Breve historia del Art Nouveau en Letonia

A finales del siglo XIX y durante las primeras décadas del siglo XX el estilo Art Nouveau comenzó su implantación en Letonia, concretamente en Riga. Un buen número de arquitectos locales del Instituto Politécnico de Riga, encabezados por el ruso Mikahail Eisenstein, crearon un movimiento artístico meramente letón aunque ciertamente inspirado en países vecinos como Alemania o Austria.

 

Para adentrarse en el Distrito Art Nouveau hay que visitar las calles Alberta, con 14 edificios en menos de 300 metros, y Elizabetes y Strèlnieku. Allí se disfruta de una libertad de diseño fascinante, con figuras geométricas y lineas curvas llenas de fantasía. Cabe destacar la casa Lebedinsky que data de 1904 en tonos azules y verdosos y con una sorprendente decoración cambiante en cada piso.

Otros lugares de interés

Entre las peculiaridades que ofrece el Art Nouveau cabe destacar en la plaza de Livu un gran detalle de originalidad en las torres Kaku Maja. Allí se pueden divisar encaramados dos gatos en una posición bastante desafiante, no en vano las torres sobre las que está situados son la casa de los gatos.

 

No hay que abandonar Letonia, país emergente en cuanto turismo, y en particular Riga sin visitar un enorme edificio de gran belleza, la Catedral de Riga (siglo XIII) con su extraordinario órgano de 6718 tubos. Está ubicada entere el barrio Art Nouveau y al casco antiguo. También cabe destacar se la Iglesia de San Pedro con su majestuosa aguja que hace las funciones de mirador.

 

Otros rincones destacables a visitar en Riga son los edificios Tres Hermanos en el centro histórico, el Castillo de Riga que es la residencia presidencial, la Casa de las Cabezas Negras, los edificios de Salas Doradas, el Monumento de Libertad, el Parlamento de Letonia, el Museo de la Ocupación o el Muro de Riga.