Diversidad cultural y natural: principales diferencias

Costumbres y tradiciones son características de una diversidad cultural y aunque ligada a la diversidad natural, las diferencias son especiales.

Lo que hoy en día se forma como sociedad en todo el mundo es el resultado de la evolución de cientos de miles de años que, junto con los cambios naturales de la tierra, dieron paso a la diversidad cultural y la diversidad natural con la que se interactúa todos los días. Estas diversidades son una parte de un conjunto llamado biodiversidad, término utilizado para definir a la variedad de ecosistemas y genéticas de seres vivos inmersos en el universo.

Características Específicas
La diversidad cultural corresponde básicamente a la variedad de culturas existente dentro de una sociedad. Es el conjunto de etnias que comparten nacionalidad, religión, fe, lengua, tradiciones y costumbres y, a las que corresponde una estructura social, política y territorial.

 

La diversidad natural por su parte, está más relacionada con la variedad de ecosistemas que se encuentran en todo el mundo. Aunque en términos generales, los ecosistemas están divididos por regiones, dependiendo la posición geográfica donde se localicen, no son exclusivos de una parte del mundo o de un país.

 

Los afortunados pueden tener una diversidad natural dentro de una misma región que les permite más oportunidades de desarrollo, aunque por otra parte, tienen una mayor responsabilidad como custodios de la naturaleza. Y es aquí donde comienza la interrelación entre diversidades.

 

Diversidades relacionadas pero diferentes
Identificando las diferencias entre diversidad cultural y natural, es más sencillo entender su relación ya que, una diversidad cultural se da a partir de un asentamiento humano localizado dentro en una determinada región. Ésta región a su vez, está identificada por ciertas características, de acuerdo a su situación geográfica, mismas que ayudarán a los grupos étnicos a establecer desde su forma de vestir, su manera de hablar (lenguaje) y hasta su base de alimentación.

 

En general, cuanto mayor sea la diversidad natural de una región mayor será la oportunidad de desarrollo económico, ya que, la comunidad o las comunidades establecidas serán las encargadas de explotar los recursos naturales necesarios en beneficio de la diversidad cultural.

 

Por otro lado, dentro de cada región o sociedad no siempre existe una sola etnia y, la diversidad cultural, aunque enriquece a un país por el contenido cultural que representa y que al mismo tiempo le dan una identidad, no resulta sencillo cuando los intereses políticos, sociales y hasta religiosos de algunos son en beneficio de pocos grupos, mermando la calidad de vida de muchos más.

Gane dinero de forma rápida y fácil con nosotros