Dónde comprar helado sin lactosa

A pesar de lo extraño que parece, numerosas heladerías de España elaboran múltiples tipos de helados para intolerantes a la lactosa de muchos sabores diferentes.

Son muchas las personas que padecen intolerancia tanto a la lactosa como al gluten, por lo que deben cuidar mucho su alimentación aunque no por ello han de privarse de pequeños placeres como es el comer helados. Para ello hay muchas heladerías que se encargan de vender helado sin lactosa. Estos helados suelen hacerse bien con soja, bebida de arroz o a base de agua.

En la variedad se encuentra el gusto

  • Al contrario de lo que podráimos pensar, muchas pequeñas heladerías elaboran este tipo de helado sin lactosa casero utilizando soja o agua de arroz. Hacen helados de chocolate con frutos secos, leche merengada, gachas, melón y mango, así como helado sin lactosa de chocolate de soja y de limón.

 

  • Podemos encontrar, incluso, heladerías especializadas en helado sin lactosa, donde tienen una amplia gama de sabores como son el limón, la sandía, la mandarina, e incluso el mojito.

 

  • Pero no solo contamos con las pequeñas heladerías; podemos encontrar helado sin lactosa en grandes superficies. El porcentaje de personas intolerantes a la lactosa es bastante elevado y los productos se ajustan a la demanda del consumidor.

 

Elaboración propia

  • Aún así, si no encontramos dónde comprar helado sin lactosa, siempre nos queda elaborarlo nosotros mismos. Los ingredientes son fáciles de encontrar y la elaboración es rápida y sencilla.

 

  • Necesitaríamos trescientos mililitros de leche de soja, una canela en rama, tres yemas de huevo, ciento veinticinco gramos de azúcar, una cucharada de maicena y trescientos mililitros de yogur de soja.

 

  • Así pues, calienta la canela con la leche de soja a fuego lento. Una vez caliente, se retira de la hornalla y se aparta. En otro cuenco, bate las yemas, el azúcar y la maicena hasta blanquear y añade poco a poco la leche de soja caliente y mezcla bien.

 

  • Coloca la preparación en una cacerolita y cocina a fuego medio durante cinco minutos removiendo constantemente hasta espesar. Una vez lista la crema, apaga el fuego, deja enfriar y luego agrega el yogur mezclando de forma envolvente. Y ya solo quedaría disfrutar de un sabroso y refrescante helado.