Ejercicios para desarrollar los músculos del antebrazo

Los músculos del antebrazo se pueden desarrollar de una forma fácil y sencilla con ejercicios tan cotidianos como girar el pomo de una puerta.

El antebrazo, es una región del tronco superior en la cual se encuentran una gran cantidad de músculos de distinta longitud. Los músculos antebrazo (parte delantera del brazo) realizan unas funciones tan variadas como el giro de la muñeca, llamado pronosupinación o el movimiento de cada uno de los dedos de la mano.

 

Girar el pomo de una puerta
Tras una fractura, o un período de inmovilización prolongado, los músculos sufren una gran atrofia, lo que hace que no puedan desempeñar su función de manera eficaz. En estos casos lo mejor es la fisioterapia, pero también contamos con una serie de ejercicios que pueden ser realizados en casa, sin necesidad de una herramienta concreta.

El primero de ellos consiste en girar el pomo de una puerta. Al hacer este movimiento, realizamos la pronosupinación del antebrazo, por lo que ponemos en juego todos los músculos antebrazo. En caso de que queramos potenciar la musculatura, podemos hacer ese movimiento con una pesa en la mano e ir incrementando el peso con el paso de los días.

Aplastar una pelota de goma
Aplastar una pelota de goma con todos los dedos de la mano es uno de los ejercicios más eficaces, además de ser conocido por sus beneficios relajantes y  como método antiestrés. Debe realizarse con una pelota que ceda al aplicar fuerza sobre ella, de forma que los músculos trabajen adecuadamente.

Ejercitar la musculatura de los dedos
Otro de los ejercicios más comunes para ejercitar los músculos del antebrazo estaría relacionado con el movimiento de pinza que son capaces de realizar los dedos de nuestra mano. Esos movimientos los realizamos día a día al coger un bolígrafo, leer el periódico o poner la mesa. 

El ejercicio se realizaría de la siguiente manera: realizamos la pinza en primer lugar con los dedos pulgar e índice, con un objeto poco pesado, para después realizar la pinza con los dedos pulgar y corazón y así sucesivamente. Poco a poco, con el paso de los días, iremos incrementando el peso para así ir fortaleciendo los músculos antebrazo.

Una última forma para fortalecer los músculos antebrazo, es un un aparato de electroestimulación. No obstante, no se observan tantos progresos como con los ejercicios convencionales o con la fisioterapia.