Ejercicios para trabajar las lumbares

Los ejercicios para las lumbares no sólo se realizan con la espalda baja, pues también implican el trabajo de varios músculos relacionados con el soporte de la espalda.

Los músculos abdominales están íntimamente relacionados con el fortalecimiento de las lumbares, pues son estos los que les dan soporte. Es por ello que los ejercicios abdominales son parte importante del trabajo lumbar.

Qué necesito para llevar acabo los ejercicios

Antes de iniciar debes de saber si se tiene permitido por su médico la realización de los ejercicios para fortalece la zona lumbar. Si hay molestias en la espalda baja, debemos de revisar cual es nuestro peso, si existe sobrepeso necesitamos cambiar de dieta y además realizar ejercicio cardiovascular como la caminata.

 

En algunos casos se utilizará el banco especial para trabajar las lumbares, si no contamos con el banco podemos hacer los ejercicios en una cama con la ayuda de alguien. Además, será necesario el uso de una colchoneta o piso suave.

Ejercicios para trabajar las lumbares

En el banco para lumbares, nos tumbaremos boca abajo con las piernas sobre el soporte de cojines y los pies atoradas en la barra. Quedaremos formando una letra “L” invertida, nuestro tronco quedará colgando hacia abajo, junto con nuestros brazos; lo elevaremos para quedar a la altura de nuestra cadera y mantendremos esa línea recta por mínimo tres segundos, esto se puede repetir algunas veces más.

 

Acostados boca abajo contraeremos el abdomen despegándolo del suelo, metiendo el ombligo y después lo expandiremos nuevamente. También debemos de hacer ejercicios abdominales de crunch o curl. Otros ejercicios se realizan acostados boca arriba elevando la cadera del suelo y apoyando las plantas de los pies en él, podemos intentar soportar un lapso de tiempo amplio y volver a repetir.

 

El estiramiento de las lumbares es de importancia, podemos elongar nuestra espalda hacia abajo y bajar a tocar nuestros pies. Además, podemos realizar ejercicios estáticos como lagartijas y estiramiento de cobra, así como practicar la natación, pues es un deporte que trabaja la espalda como ningún otro a la par que los músculos abdominales, piernas y brazos.