El carnaval de Trinidad y Tobago: una alternativa a Río de Janeiro

El carnaval de Trinidad y Tobago supera a cualquier otro del mundo en cuanto a diversidad cultural, heterogeneidad de danzas, ritmos musicales y tradiciones culinarias.

El carnaval de Trinidad y Tobago tiene a la música como centro de toda la festividad, cuyo ritmo favorito es el Calypso desarrollado en Trinidad desde épocas de las colonias inglesas, aunque se cree que el festival como costumbre proviene de los franceses. Durante este festival se desarrollan competiciones musicales de amplia participación para elegir al Rey del Calypso, el titulo más importante para los oriundos de esa zona.

Al son de tambores y calypso
Son muy conocidos “Los tambores metálicos de Trinidad y Tobago” por sus característicos sonidos que se mezclan en una música muy pegajosa; estos tambores están hechos por barriles petroleros que son especialmente fabricados para tengan escalas musicales cromáticas o diatónicas. Los tambores metálicos son el instrumento principal del Calypso, que surgió por la necesidad de percutir que tenían los esclavos africanos.


También son muy conocidos en el carnaval de Trinidad y Tobago las competiciones entre los intérpretes del Calypso, los cuales ponen a prueba su creatividad introduciendo las estructuras de su música en cualquier tema propuesto, estas improvisaciones Ad hoc se presentan de forma organizada desde 1950.

 

La gran mayoría de personas que asisten al carnaval de Trinidad lo hace por el muy conocido baile de máscaras de bañistas en bikini y la lucha de palos de madera, costumbre que se remonta a la época de la esclavitud. También es muy conocido el desfile de carrozas y cabalgatas con trajes verdaderamente coloridos, en donde a la vez, se lanzan fuegos artificiales que animan la fiesta.

 

Un entorno sin igual
El carnaval de Trinidad comienza el lunes previo al miércoles de ceniza, aunque los colegios no abren los días del carnaval no son considerados feriados nacionales. Este carnaval es celebrado en la época con menor índice de precipitaciones, pero la temperatura en esta época es de unos 35 grados Celsius promedio de día y de unos 20 grados Celsius promedio en la noche.

 

La economía en Trinidad y Tobago es una de las más florecientes dentro de las islas del Caribe, lo que lo hace un lugar seguro de visitar y con una gran cantidad de productos y servicios que sin lugar a dudas sorprenderán al visitante. Por todo esto, el festival de Trinidad es un evento imperdible al que no se debería dejar de ir.