El constructivismo en la educación: pros y contras

La teoría más innovadora de la época moderna, el constructivismo aboga por la flexibilidad y dinamismo en el estudio pero también por la ausencia de planes homogeneizados.

Basada en las teorías del psicólogo Piaget, el constructivismo se ha alzado como la alternativa psicopedagógica más deseable en la actualidad. Un modelo educativo basado en el aprendizaje personalizado y adaptado a las capacidades del alumno y a sus potenciales aptitudes así como a la monitorización participativa del profesorado que actuará como proveedor de toda la información necesaria para saciar las ansias culturales del alumno.

Ventajas: los cuatro pilares de la satisfacción humana

El primer lugar, la identidad del "ser" se verá alimentada por un apendizaje adaptado al individuo en el que se potenciará la noción del ego. Asimismo, desde la perspectiva del constructivismo, se le da, igualmente, importancia a "tener" debido al marco en el que se haya la educación actual y que está basado en la adquisición de bienes tanto materiales como mentales que consigan proporcionar plenitud.

Igualmente es necesario que se tenga en cuenta "estar", ser consciente del entorno y de que el alumno forma parte de lo que le rodea y debe participar en ello así como colaborar con el resto para que progrese. Finalmente, el constructivismo propone centrarse en"hacer" con el propósito de que los saberes adquiridos tengan una proyección en la realidad.

Inconvenientes: la utopía aplicada a un alumnado masivo

El enfoque constructivista es individualizado, razón por la cual su implantación total como sistema educativo reslta inviable ya que, de ser así, deberían presentarse diez veces más recursos humanos en materia de profesorado, las aulas no existirían tal y como ahora se las conoce y esto se uniría a la imposibilidad de crear un plan de estudios homgeneizado ya que el constructivismo se basa, justamente, en que cada alumno vaya a su ritmo.

Asimismo, en el plano laboral resultaría tremendamente difícil poder enmarcar unas necesidades satisfechas y cribas académicas ya que, como todo estaría sujeto al cambio constante en materia educativa, esto conllevaría el caos en lo que se refiere a selección de personal en las empresas.