El jardín perfecto: guía para plantar césped paso a paso

Es motivo de orgullo tener en la casa un jardín con una alfombra verde hermosa y sana; para conseguirlo es necesario aprender a plantar césped con los mejores métodos.

Una de las cosas más llamativas con las que puede contar un jardín, además de la variedad de flores y plantas, es con un hermoso y frondoso césped. Para llegar a obtenerlo es suficiente con conocer todo el proceso para plantar césped, desde lo más básico como lo es la tierra, hasta la manera de sembrar sus semillas.

Primeros pasos

  • Al plantar césped, lo más importante es verificar la tierra en donde se van a sembrar las semillas, para hacerlo de manera correcta hay que revisar que el terreno tenga una muy buena salida de agua en caso de que se presenten lluvias, ya que de lo contrario, se formarán pozos y esto dañará todas las semillas o brotes que hasta ese momento estén germinando.
  • Una vez hecho este paso, se procederá a examinar que la tierra cuente con los nutrientes y abonos necesarios para que el césped crezca de manera satisfactoria y con la uniformidad que le dará en el futuro una agradable apariencia.

Trucos para la plantación

  • En este punto del proceso, hay que tener muy en cuenta que al plantar césped, este va a necesitar mínimo de diez centímetros de profundidad de una buena tierra para poder subsistir durante todo su periodo de vida.
  • Si el terreno cuenta con todas las condiciones anteriores, solo hay que agregar un buen fertilizante y comenzar a hacer un riego general para que crezcan las malas hierbas, proceso que tomará unas dos semanas. Una vez que broten serán removidas con un herbicida y la tierra ya estará lista para la siembra de las semillas. Se recomienda que la mejor temporada para realizarla sea durante la primavera o el otoño.

Pasos para la siembra

  • Las semillas hay que repartirlas de manera uniforme por todo el terreno y con un rastrillo lograr que profundicen en la tierra. En caso de que haya algún hormiguero, hay que removerlo con los productos hechos para este fin. Al plantar césped, hay que comenzar a cuidar el riego moderado del terreno para mantenerlo húmedo, esto debe hacerse varias veces en el día.
  • Cuando empiece a crecer el césped, la frecuencia en el riego debe ser más reducida. Una vez que se obtienen todos los resultados deseados, es solo cuestión de un buen mantenimiento, para lo cual es recomendable asesorarse de un experto en el tema que lo aconseje de la mejor forma.