El juego popular gallego: promoción y actividades

Desde las "bólas", hasta las competiciones de "chave", el juego popular gallego sigue vigente en la comunidad, siendo la promoción del mismo una actividad que agrupa a entidades de todo tipo.

Se denomina juego popular a aquella actividad nacida en el seno de una comunidad que tiene como fin satisfacer sus necesidades lúdicas. Se trata, por lo tanto, de una creación cultural original que se transmite de generación en generación y que tiene como función principal la enculturación de los nuevos individuos en la sociedad. La importancia del juego popular gallego dentro del panorama estatal proviene del gran número de juegos y deportes tradicionales, así como de su nivel de preservación y vigencia. 

Características y defensa del juego popular gallego

Los juegos populares gallegos se caracterizan por estar plenamente ligados al medio, con la suficiente adaptibilidad como para permitir su recreación en diferentes entornos fomentando, de esta manera, la creatividad en cada adaptación. Otra característica general del juego popular muy representativa de las actividades lúdicas gallegas, es la creación, a través de elementos naturales, de juguetes que permitan completar la diversión de los distintos juegos.

 

Existen distintas entidades dedicadas a la defensa del juego popular gallego agrupadas, junto con centros educativos, ayuntamientos e incluso empresas; en la "Rede Galega do Xogo Tradicional Brinquedia", que pretende coordinar todas las iniciativas que se lleven a cabo en Galicia en este ámbito. Entre esas asociaciones específicas destacan la “Asociación Galega do Xogo Popular e Tradicional”, cuyos objetivos se basan en la divulgación del juego popular gallego, la creación de una red de información y la organización de todo tipo de actividades sobre este tema; la “A Ludochapa”, una ludoteca móvil sobre los juegos de chapas; o el “Clube Amigos da Chave de Ferrolterra”, asociación que pretende divulgar el deporte tradicional de la “chave”, competición típicamente gallega.

Algunos ejemplos de juegos tradicionales

  • El aro es uno de los representantes del juego popular gallego más vigente en la actualidad. La actividad consiste en hacer rodar en equilibro un aro, tradicionalmente fabricado a partir de un cubo viejo o una rueda de bicicleta. Para conseguir ese equilibrio se utiliza una guía, un alambre con forma de gancho en la punta. Para hacer más interesante la actividad se organizan carreras de aros e, incluso, carreras de obstáculos, donde los más hábiles serán los primeros en llegar a la meta.
  • Las carreras de sacos son una de las actividades más recurridas en las distintas fiestas populares de los pueblos de Galicia. Los participantes deben introducirse en un saco que agarran con las manos a la altura de la cintura, de manera que puedan dar impulso a sus saltos. El objetivo del juego es llegar el primero a la meta. Al igual que ocurre con el aro, es posible introducir obstáculos e incluso organizar carreras por parejas.