El París de Amélie: guía para descubrir los rincones de Montmartre

Son muchos los rincones de Montmartre utilizados para formar parte de los escenarios de la película “Amélie”, aunque los más significativos son el café des Deux Molins y el Marché de la Butte.

Los escenarios del largometraje de Jean-Pierre Jeunet, “Amélie”, estrenada en el año 2001, fueron un reclamo turístico para la ciudad de París, y más concretamente para el distrito de Montmartre, puesto que aún hoy, soy muchos los viajeros curiosos que se acercan a conocer esos rincones de Montmartre por los que paseaba y fantaseaba la joven protagonista de la película, encarnada por la actriz Audrey Tautou.

El café des Deux Molins

La ruta turística por los escenarios de la película “Amélie” empieza por la calle Lepic, esquina con la calle Cauchois, donde se encuentra el café des Deux Molins, lugar donde trabajaba la protagonista y una de las principales localizaciones de nuestra visita, ya que, aparte de ser donde se juntaban diariamente los diferentes personajes del largometraje, es sorprendente encontrarse con que el café es idéntico al que se podía ver en “Amélie”, e incluso se puede tomar la famosa crème brûlée, convertida en crema catalana en la versión española del film, que tanto le gustaba a la protagonista.

 

Para recordar a los clientes de este café que este local fue uno de los rincones de Montmartre elegidos para rodar diversas escenas de la película, de sus paredes cuelgan algunos cuadros con imágenes de la actriz e instantáneas de los momentos más especiales.

L’épicerie Collignon

Esta frutería donde la protagonista iba a comprar y en la que se deleitaba hundiendo sus manos en un gran saco de legumbres, es realmente el Marché de la Butte, otro de los rincones de Montmartre destacados en la película “Amélie” y que está ubicado en la calle des Trois Frères, esquina con la calle Androuet. El propietario de dicho negocio aún conserva la placa que le colgaron para el rodaje del largometraje, en la que se puede leer “Maison Colignon, fondée 1956”, y, hoy en día, además de frutas y verduras, también se pueden adquirir aquí pósters y postales de la película.

Otras localizaciones del film

Otros rincones de Montmartre que también se exhiben como escenarios del largometraje son la plaza Saint Pierre, dónde se encuentra el mítico carrusel que Amélie utiliza para conocer a Nino, y la basílica del Sacré Coeur, desde donde se podrá observar una de las mejores panorámicas de la ciudad. Al pie de la colina, está el Palace Video, el sex shop donde trabaja Nino, situado entre las calles Blanche y Lepic y muy cerca del emblemático Moulin Rouge.

 

Del mismo modo, también es interesante visitar la parada de metro Abesses, donde Amélie ve por primera vez a Nino, y observar el mural de baldosas azules en las que están escritas las palabras “te quiero” en diferentes idiomas.