El universo imaginario de Tim Burton: estilo y estética

Las imágenes oníricas, de pesadilla y surrealistas son elementos comunes en la extensa cinematografía de Tim Burton, donde el afecto y la aceptación son temas centrales.

Tim Burton es uno de los directores más prolíficos y originales que ha dado el cine de Hollywood en las últimas décadas. Su estilo es único y su estética le hacen reconocible a un simple primer vistazo.

El universo imaginario de Tim Burton

Si bien una fantasía pletórica de barroquismo y elementos surrealistas componen el universo mágico de este director, no puede decirse que su cine sea estrictamente de entretenimiento, ya que sus personajes centrales son siempre alegorías de marginales reales.

 

En un mundo materialista como en el que vivimos, sus seres románticos, solitarios y necesitados de afecto, a la vez que poco correspondidos por su entorno o directamente menospreciados, son fáciles de identificar con la búsqueda de amor y aceptación social.

El estilo y la estética de Tim Burton

Tim Burton ha venido manteniendo un estilo y una estética, excepto en contados casos, lineal y coherente en relación con ciertos contenidos y formas determinados en todas sus películas. Las imágenes oníricas se suceden con igual trazo de film en film.

 

Se encuentran antecedentes de sus diseños en los autores de dibujos animados de principios de siglo XX: Wladyslaw Starewicz, Oskar Fishinger y Winsor McCay; también le obsesionan personajes de la naturaleza de Frankenstein, Batman o la Alicia de Carroll. Se trata de un realizador único, propio del cine comercial, pero con todas las características del "cine de autor", razón por la cual es reconocido y respetado tanto por el público más masivo como por los estudiosos del cine.

 

Entre sus películas más personales encontramos "Beetlejuice" (1988), "Eduardo Manostijeras" (1990), "El Extraño Mundo de Jack" (1993), "El Gran Pez" (2003), "El Cuerpo de la Novia" (2005) o "Sweeney Todd" (2007). También ha recreado historias clásicas, como "Alicia en el País de las Maravillas", "El Planeta de los Simios", o aventuras de Batman en dos ocasiones. Se trata de un autor inquieto, fiel a sí mismo, que seguro seguirá deleitándonos indefinidamente.