Electrodomésticos eficientes: cómo ahorrar energía en casa

Cómo ahorrar energía se ha convertido en una necesidad primordial en nuestra sociedad y es por ello que debemos buscar todas las alternativas que nos ayuden a reducir el consumo energético mediante el uso de electrodomésticos eficientes.

Hoy en día, la mejor forma de ahorrar energía en el hogar es a través del uso inteligente de los electrodomésticos eficientes; los cuales identificaremos por la etiqueta con la letra A que viene en sus embalajes y que nos aseguran una reducción en el consumo energético de los mismos, lo que se notará profundamente en las facturas mensuales.

Cómo ahorrar energía

En el momento de adquirir nuestros electrodomésticos es muy importante que tengamos en cuenta a que categoría dentro del consumo de energía está ubicado; esto se podrá comprobar en la tabla de consumo energético que existe y en la que se verificará la marca y el porcentaje de consumo; además si tiene una etiqueta con la letra A+++ o solo con la letra A, esos electrodomésticos permitirán ahorrar energía hasta en un 30%.

 

Es importante que tengamos en cuenta que el costo inicial de un electrodoméstico siempre resulta alto y, pese a esto, el consumo de energía que tendrá al año debe ser analizado minuciosamente para poder elegir el más adecuado; es por ello que los equipos eficientes en el consumo energético suelen ser más costosos pero a la larga es la mejor opción.

Ahorrar energía ayuda a nuestro medio ambiente

Como todos sabemos al ahorrar energía estamos colaborando con nuestro medio ambiente y reduciendo el alto grado de contaminación que nos arropa en los últimos años; por ende, al elegir electrodomésticos eficientes en el consumo de la energía además de reducir en gastos aportamos con la ecología.

Consuma con responsabilidad

Existen una serie de medidas que podemos considerar si hemos decidido ahorrar energía con inteligencia; entre los cuales está el tema de la calefacción, para lo cual no debemos abrir las ventanas si está encendida y solo será necesario utilizarla por diez o quince minutos. También si se revisa periódicamente el estado de la caldera aumentará su duración y eficiencia, además de apagarla completamente si la casa va a estar cerrada.

 

Es preferible decantarse por los calentadores de gas natural, leña o gas propano evitando siempre utilizar electricidad con este fin. Una buena opción es instalar un aislamiento térmico en las puertas y ventanas. Si se instala doble acristalamiento en las ventanas con lo que se ahorrará más combustible al momento de utilizar la calefacción.

 

Debemos recordar que el mayor gasto energético lo ocasionamos al utilizar los electrodomésticos y si nos disponemos a reducir su uso podremos ahorrar energía con mayor efectividad.