Elementos clave en los vídeos de la productora Canada

La productora Canada se ha destacado por el contenido de sus vídeos, el cual consiste en la excelente combinación de espontaneidad, erotismo y una bellísima fotografía.

La productora Canada fue fundada en Barcelona por tres directores de cine, videoclips y publicidad, quienes decidieron unirse para trabajar en equipo y sorprender al mundo con sus cortometrajes de acotados costos, pero excelente calidad. Poco después, ya contaban con una identidad que volvió famosos a sus vídeos, sobre todo los promocionales para bandas.

Erotismo

Sin llegar a tratarse de material pornográfico, los trabajos de la productora Canada suelen destacarse por su contenido erótico. Se trata de la inclusión de imágenes sexuales, fundamentalmente protagonizadas por chicas de entre 20 y 25 años que, sin lugar a dudas, resultan de gran atracción para el público al que se dirigen sus trabajos. En algunos de los más conocidos se muestran escenas de jovencitas mostrando sus senos en contextos algo surrealistas, como también lamiendo objetos de manera provocativa.

Excelente fotografía

La productora Canada habitualmente cuenta con la colaboración del director de fotografía Marc Gómez del Moral -reconocido en el ámbito de la producción cinematográfica de España- quien sin duda le da un toque muy especial a sus cortos.

 

En la mayoría de ellos pueden apreciarse escenarios sorprendentes, iluminados y captados a la perfección. De esta manera, se le agrega una cuota artística a cada vídeo, logrando diferenciarlos entre el resto de los que normalmente se ven en la televisión e Internet.

Tono fresco y juvenil

Otro de los elementos clave en los cortos de la productora Canada es el tono que utilizan en sus mensajes. Comúnmente apelan a la espontaneidad característica de los jóvenes, al mismo tiempo que de incluyen algo de humor de manera sutil, creando un ambiente fresco y relajado en cada escena.

 

Pero posiblemente lo que más haya llamado la atención de los espectadores es el hecho de dejar de lado los tabúes y lograr traspasar los límites del cine. Sobre todo, al incluir imágenes reveladoras y llamativas que se entremezclan de manera creativa, jugando con la percepción del público y ofreciéndoles unos minutos que no olvidarán fácilmente.