Eliminar las manchas de humedad del techo del cuarto de baño

A veces, en el techo del baño aparecen humedades. Aún cuando eliminamos la causa y secamos la zona, la mancha de humedad queda, afeando el baño. Pero es posible quitar esas manchas de humedad del techo

Que salgan humedades en el techo del cuarto de baño es algo que acaba sucediendo tarde o temprano. Tras eliminar la causa que originó las humedades y eliminar la humedad, queda en el techo una mancha de humedad que afea nuestro baño.

Materiales necesarios
Para eliminar las manchas de humedad del techo, necesitará un rodillo, una brocha, papel de lija de grano grueso, cinta de carrocero (también llamada cinta de pintor), una sábana vieja y papeles de periódico.

Preparar la zona
Antes de operar, es conveniente preparar la zona tapando los muebles de baño con la sabana vieja, el suelo con el papel de periódico y las partes próximas a donde vamos a eliminar las manchas de humedad del techo, con cinta de carrocero.

Primer paso: Rascado
Con el papel de lija, rascamos las partes manchadas hasta que las manchas desaparezcan. Es importante haber preparado bien la zona, pues polvo finísimo de pintura manchada caerá por todas partes, y no es cuestión de quitar las manchas de humedad del techo y estropear los muebles del baño a la vez.

Segundo paso: Pintado
Abra el bote de pintura y remuévala con la brocha hasta que su consistencia sea homogénea. Use la brocha para pintar esquinas y juntas. Para la superficie plana, use el rodillo. Pinte una capa, y deje secar un día. Si siguen notándose las manchas de humedad del techo, ponga una segunda capa de pintura.

Precauciones a tener en cuenta
En primer lugar, cerciórese bien de que no queda humedad, puesto que tapar las manchas de humedad del techo sin eliminar la humedad sólo será un apaño temporal. Seguirá habiendo humedad y deteriorará el techo del baño, extendiéndose a las paredes y pudiendo llegar a desprender las baldosas.

Elija bien la pintura del color de la del techo. Si es diferente, quedará como un parche o más bien como la firma de las manchas de humedad.