Encontrar un piso barato para empezar en la Universidad

Para encontrar un piso barato de alquiler para universitarios lo más económico es buscar en Internet viviendas cercanas a la universidad, en barrios de estudiantes.

La mayoría de alumnos que empiezan la universidad provienen de otras regiones o comunidades, por lo que deben encontrar un piso barato de alquiler durante su estancia en la ciudad. En las ciudades con universidades existen multitud de apartamentos de alquiler y pisos compartidos para estudiantes donde se alquilan habitaciones a precios asequibles.

Buscar piso

  • La mejor forma para encontrar un piso barato es buscar en Internet. Existen portales de compra-venta y alquiler de vivienda donde se pueden buscar los pisos según un presupuesto dado, eligiendo lo máximo que quiere pagarse por el alquiler mensual. Además ofrecen la posibilidad de buscar específicamente por zonas o barrios e incluso por tipos de vivienda: pisos, chalets, apartamentos o habitaciones. También existen portales específicos para compartir vivienda con otros estudiantes, lo que es una buena opción para gastar menos en el alquiler mensual y en los gastos de electricidad, gas y luz, ya que son compartidos por todos los inquilinos.
  • Otra forma de encontrar un piso barato consiste en visitar la universidad donde se irá a estudiar e ir a los tablones de anuncios. Ahí suelen encontrarse muchos anuncios de particulares y de otros estudiantes que alquilar pisos a nuevos alumnos, aunque la información del piso suele ser mucho más escasa que en Internet, donde cada oferta está detallada y además suele disponer de varias fotografías donde poder ver como es realmente el piso.

Elegir el más barato

  • Para encontrar un piso barato en alquiler para empezar en la Universidad lo más económico es alquilar a un particular. Las inmobiliarias suelen cobrar sus servicios al inquilino, por lo que al alquiler del primer mes habría que sumarle, además de las posibles condiciones del arrendatario (fianza), la tasa de la inmobiliaria, que suele representar el precio de un mes de alquiler. Además, los particulares que ponen a disposición un piso de su propiedad suelen exigir menos documentación a los inquilinos, sobre todo en temas de nóminas y avalistas.
  • Por último, para encontrar un puso barato hay que irse a los barrios de la ciudad donde se concentran más estudiantes. Estas zonas suelen tener los alquileres más baratos ya que la demanda es esencialmente juvenil, es decir, con menos poder adquisitivo que un trabajador un una familia. Además, estos barrios suelen estar dotados de todo tipo de negocios y comercios prácticos para la vida diaria de los estudiantes, tales como imprentas y fotocopiadoras, supermercados baratos y bares de universitarios.