Filatelia: cómo empezar a coleccionar sellos

Para empezar a coleccionar sellos basta con recopilar los que podamos en nuestro entorno, decidir el tema y tomar las precauciones necesarias para evitar su deterioro.

La filatelia, o afición a coleccionar sellos postales, es un pasatiempo con gran tradición que ha apasionado a personas de todos los estratos y edades. Además, se adapta a cualquier bolsillo y permite dedicarle el tiempo que se crea oportuno, brindando satisfacciones y gratas sorpresas en cualquiera de estos casos.

Primeros pasos

  • Se puede comenzar a coleccionar sellos recopilando el mayor número posible de sobres con estampillas entre familiares y amigos. Cuando se reúna una cantidad importante, se puede escoger si la colección será por temas, como flores o coches, o por países.
  • Más adelante, a medida que la selección se incremente, es usual decantarse incluso por un único país; de hecho, esta es la tendencia para quienes llevan algún tiempo en este pasatiempo.
  • Deberá también proveerse de algunos instrumentos útiles para disfrutar adecuadamente de esta actividad: un álbum especial para sellos, por ejemplo, y unas pinzas para manipularlos sin hacerles daño.
  • Igualmente es recomendable que quienes deseen coleccionar sellos adquieran una lupa para apreciar ciertos detalles del timbre y una cantidad suficiente de fija-sellos, que son unos papelillos con pegamento suave que permiten adherir éste al álbum.

Cuidado y almacenamiento

  • Antes de colocar los sellos en el álbum, deben desprenderse de los sobres. Para ello, primero se recorta el sobre alrededor del sello y se introduce en agua con sal; de esta forma al cabo de unos minutos, este se desprende sin romperse.
  • A continuación, usando las pinzas, se coloca el sello sobre papel absorbente, para secarle. Estando más o menos seco, se pone sobre él otro papel absorbente y varios libros pesados, para “plancharle”, es decir, para evitar que quede arrugado cuando se seque totalmente.
  • El siguiente paso en el proceso de coleccionar sellos es colocar un lado del fija-sellos previamente humedecido en la estampilla y el otro en la página del álbum.
  • Con ello ya se tendrá la primera colección, que podrá incrementarse ya sea intercambiando sellos repetidos o que no forman parte de la colección, o comprándolos. Una forma de aumentar nuestra colección es acudir a las tiendas online de filatelia, o a redes sociales de aficionados a este pasatiempo.