Fotografiar la naturaleza: consejos y recomendaciones

Una de las actividades que resultan más gratificantes es fotografiar la naturaleza utilizando las mejores técnicas para tomar imágenes espontáneas al aire libre

Para fotografiar la naturaleza y captarla en su mejor momento, es necesario estar a la hora precisa y así poder tomar las mejores imágenes. Además, hay que tener en cuenta varios factores importantes como el encuadre, las condiciones ambientales, la luz y las variaciones de colores. Todo lo anterior va acompañado de los contrastes de tonos y formas.

Consejos para tomar la mejor fotografía
La naturaleza cuenta con una gran variedad de formas, colores y contrastes que en sí mismos ya son espectaculares, en estos casos las estaciones juegan un papel primordial, por ejemplo, durante la primavera la luz es intensa y a lo largo del día hay demasiado brillo, es por esta razón que se aconseja fotografiar la naturaleza durante el ocaso del atardecer. Por el contrario en el verano, la vegetación es más seca, así que la mejor hora para captar sus imágenes es en la mañana porque el rocío va a intensificar los colores.

 

En la temporada de invierno, lo ideal es tomar fotos con una cámara de alta definición para evitar el uso del zoom y se puedan tener imágenes panorámicas. Y finalmente, en el otoño hay que hacer las fotografías una hora antes del medio día y así aprovechar las tonalidades cálidas y doradas propias de esta hermosa temporada.

Recomendaciones al fotografiar
Para ver a la naturaleza en sus mejores momentos se debe tener mucha paciencia y tiempo, además es necesario camuflarse de tal forma que se pueda captar toda la espontaneidad del hábitat. Si se quieren tomar imágenes de animales, es muy importante que éstos no perciban ninguna clase de movimientos y se debe situar justo a la misma altura a la que se encuentre el animal, para esto el uso del zoom es primordial y se precisa de un teleobjetivo que permita fotografiar la naturaleza a grandes distancias.

 

En el caso de las llanuras, las imágenes deben trasmitir toda la libertad y la grandeza del lugar, aquí se debe dar más espacio al cielo que a la superficie y tomar la foto en un lugar alto para percibir la mayor cantidad de detalles posible. En los bosques hay que encontrar ese punto en donde la luz del sol se filtra e ilumina las hojas de los árboles y finalmente, para fotografiar la naturaleza en el mar, no hay nada mejor que esperar el momento en que las olas chocan contra las rocas y dan una sensación de pasión y fuerza.