Galápagos: Las 'Islas encantadas? del Pacífico Sur

La belleza natural de Islas Galápagos, el trato cercano de sus gentes y la diversidad de actividades en contacto directo con la naturaleza posibles, hacen de estas un auténtico paraíso.

Las Islas Galápagos constituyen un archipiélago flotando sobre Pacífico Sur; estas pertenecen a Ecuador y por su distancia al continente, han preservado la flora y fauna autóctona. Por su belleza natural y prácticamente virgen, es un destino turístico muy frecuentado por turistas de alto poder adquisitivo, muchos de ellos pasajeros de cruceros que hacen una parada de unos cuantos días en alguna de sus islas.

Las islas

Las Islas Galápagos están formadas por trece islas mayores, seis menores y cuarenta y dos islotes. Su origen es de tipo volcánico. En la superficie de las islas, se desarrolla una amplia variedad de flora y fauna. Por su situación privilegiada, lejos del alcance de la mano del hombre, las Galápagos poseen condiciones naturales excepcionales.

 

 

Un atractivo de éstas, es la actividad volcánica que aun se manifiesta. Además, en las Islas se ha desarrollado una imponente reserva marina y natural. Las mismas se pusieron en funcionamiento, ante el aluvión de turistas que llegaban año a año. La medida tiende a preservar la vida natural autóctona de la región.

 

 

Actividades en la naturaleza

Las Islas Galápagos ofrecen gran variedad de actividades para los turistas. Desde un simple recorrido por sus enormes extensiones, hasta turismo aventura. Lo cierto es que las actividades son diseñadas para todas las edades y posibilidades de movimiento y acción.

 

 

Uno de los desafíos que más gusta, es la posibilidad de bucear entre la fauna marina. A través del equipamiento necesario, buzos profesionales y turistas realizan expediciones diarias. La maravilla del fondo del mar, se combina con la apreciación de especies en peligro de extinción.

 

 

Los cruceros suelen ser otra opción de visita a estas Islas. Numerosos son los barcos que arriban a este lugar, con miles de turistas de todas las latitudes. Generalmente, la propuesta de este tipo de viajes, incluye pasar al menos una noche en las islas.

 

 

Para recorrer Galápagos, simplemente se necesitará el pasaporte. No se exigen vacunas específicas en la región, aunque en caso de realizar una escapada, puede ser este un tema de consulta con el médico.