Giro de Italia: la excusa perfecta para visitar el país

Cuando llega el mes de mayo es el momento del giro de Italia. Una ocasión única para disfrutar no solamente del deporte del ciclismo, sino también de bellos paisajes.

El giro de Italia dura aproximadamente tres semanas y recorre preciosos lugares de la geografía italiana y también, a veces, de los países limítrofes como Francia o Suiza. Es todo un espectáculo visual que aún se refuerza más dada la época primaveral. Ver las etapas en televisión ya es un placer, pero viajar a Italia y seguir el giro en directo es una experiencia inolvidable.

Las primeras diez etapas de 2011: de Turín a Beramo
Tomando por ejemplo el recorrido de la prueba ciclista de 2011, se puede concluir que el giro de Italia es una buena excusa para conocer el país de la pizza. El giro de Italia comienza en Turín, o Torino (en italiano), que es la capital del Piamonte y cuenta con más de dos millones de habitantes y una intensa historia de la que empaparse mientras se espera la llegada de los ciclistas. Al día siguiente, el recorrido concluiría en Parma, una ciudad con una impresionante arquitectura medieval.

Tras terminar al tercer día en Rapallo, la cuarta etapa permite disfrutar de Livorno, una ciudad de rancia tradición marítima e inicio de la región de la Toscana, en donde, entre otras muchas cosas, no hay que perderse la isla de Elba. Posteriormente el giro transcurrirá por Orvieto y Fiuggiterme y culminará en la etapa diez en la bella ciudad de Teramo rodeada de extensos valles al pie de los Apeninos.

Las 10 últimas etapas: viajando por el oriente italiano
Comienza el pedaleo en Tortoreto Lido hasta Castefidardo, un bello pueblo de la provincia de Ancona. La siguiente parada es en Ravenna, ciudad famosa por sus monumentos de origen bizantino y sus inmensas playas en entornos extraordinariamente verdes a tan solo ocho kilómetros. En pleno paseo por el norte, el giro de Italia llega en la etapa quince a Gardeccia, que es el típico lugar de montaña, en donde se pueden disfrutar de maravillosos paisajes.

De Belluno a Nevegal, el giro continúa por peligrosos pero bellos destinos de montaña, para terminar llegando a Sondrio en la etapa diecisiete. La provincia de Sondrio es un claro exponente de la Italia rural del nordeste. La etapa diecinueve sale de la conocida ciudad de Bérgamo y tras pasar por Macugnaga, el giro culmina en la etapa veintiuno con una contrarreloj en Milán, la cosmopolita e industrial ciudad del norte de Italia donde se puede aprovechar el tiempo para hace compras y disfrutar de la oferta cultural y de ocio.