Góticos: características y estilo de vida

A pesar de ser una moderna tribu urbana los góticos son herederos de tradiciones estéticas que hicieron escala en el siglo XX, pero hunden sus raíces en el lejano romanticismo.

La subcultura gótica se inicia a finales de los años 70 en Reino Unido dentro de la atmósfera cargada y enrarecida del post-punk. Luego de que la furia del punk se trasformara en un nuevo producto de consumo, algunos jóvenes se decantaron por una visión más individualista y oscura de la realidad. La llamada “dark wave” tuvo un carácter más intelectual y poético que sus predecesoras, existiendo también una corriente similar originada en Alemania.

Regreso al romanticismo

Musicalmente, algunas bandas como Joy Division o Bauhaus fueron fieles representantes de este otoño del punk que inesperadamente buscó referencias culturales en siglos anteriores. Una buena parte de esta cultura toma elementos del romanticismo más oscuro del siglo XIX, el mismo que dio origen a la novela gótica y la atracción por lo arcaico y lo misterioso.

 

La estética de los góticos también parte en gran medida de este movimiento artístico que exaltaba la palidez y la delgadez como símbolos de una personalidad apasionada y azotada por oscuros tormentos emocionales.

 

La era victoriana como inspiración

La estética victoriana ha ido cobrando una creciente relevancia en la propuesta visual de los góticos. Esto se refleja tanto en la vestimenta como en algunos productos artísticos vinculados a esta corriente. Las películas del famoso director Tim Burton son fieles exponentes de la estética más buscada y elogiada por los góticos. La moda gótica combina estos elementos victorianos, con tatuajes, piercings o cabellos teñidos con colores inusuales.

 

Estilo de vida

Tomando en cuenta que la subcultura gótica no es un movimiento social o político institucionalizado, no existen “preceptos” de vida para los góticos. Se trata más bien de una actitud y una inclinación hacia ciertas estéticas y productos culturales. Aún así, se puede decir que muchas personas que se consideran dentro de esta corriente acostumbran reunirse en locales y tiendas especializadas en el tema, donde comparten sus gustos. También suelen coincidir en eventos y fiestas góticas.

 

Muchos góticos tienen actividades laborales vinculadas a la producción artística o cultural dentro de la propia corriente. Pueden ser músicos, artistas plásticos o realizadores audiovisuales. Otros desarrollan sus diversas ocupaciones diarias con mayor o menor incidencia de su elección cultural en sus vidas, dependiendo de cada individuo.