Guía para confeccionar cortinas

Todos pensamos que confeccionar cortinas es para la gente que sabe coser. Pero lo que no sabemos es que es más fácil de lo que parece.

Las cortinas son muy útiles para impedir el paso de la luz, aíslan del frío, ocultan la vista del exterior, y además, es un estupendo elemento decorativo para nuestras casas. Podemos confeccionar cortinas de varios tipos, como japonesas, estores, o la cortina tradicional con visillos. Debemos tener muy claro qué tipo de cortina queremos poner en nuestra ventana y qué función de las mencionadas anteriormente debe cumplir. Los materiales que utilizaremos para confeccionar cortinas serán la propia tela, cinta, hilo y aguja, ganchos para colgarlas y tijeras.

Tomar medidas

  • Lo primero que debemos tener en cuenta para confeccionar cortinas es tomar las medidas adecuadamente. Para ello, el riel debe tener 30 centímetros o más que la ventana y debe colocarse 15 centímetros por encima de la misma.
  • Si queremos poner cortinas largas, la longitud la calcularemos desde el riel hasta el suelo, más 20 centímetros que dejaremos para el dobladillo. Para cortinas cortas, mediremos desde el riel hasta el borde inferior de la ventana añadiéndole 35 centímetros más para los dobladillos, esto es, 15 centímetros desde el borde de la ventana y otros 20 centímetros para el dobladillo. Para medir el ancho, procedemos de la misma manera, aumentando a cada lado 15 centímetros más otros 20 centímetros para los dobladillos.
  • Debemos tener cuidado si la tela tiene dibujos. Para ello, hay que añadir el desperdicio de la tela a los cálculos realizados y centrar los dibujos antes de cortar la tela para cada cortina. De esta manera, nos aseguraremos que los dos lados quedarán iguales.

Confección paso a paso

  • Para confeccionar cortinas debemos coser los dobladillos laterales y superiores. Para ello, doblamos los bordes por el revés de la tela unos 2,5 centímetros, doblamos de nuevo con la misma anchura e hilvanamos. Una vez hecho esto, podemos coserlo al punto de zigzag, por ejemplo. El bajo se realiza de la misma manera, pero dejando en cada doblez 7 centímetros.
  • Posteriormente, cortamos la cinta según el ancho de la tela y cosemos a vespunte unos 2,5 centímetros desde borde superior dejando 2 centímetros o más a cada lado para poder hacer el remate con la cinta. Deben anudarse los lados de la cinta y se estirarán todos a la vez hasta que obtengamos el fruncido deseado. Cuando lo hayamos conseguido, ataremos los cordeles por los extremos. Por último, colocamos los ganchos y colgamos la cortina en el riel.