Guía para cuidar a tu dragón de agua chino

El dragón de agua chino se ha convertido en un reptil bastante común como mascota doméstica, por el exotismo de su apariencia y el reto que supone su crianza.

Para aquellos amantes de los reptiles, el dragón de agua chino es la mascota ideal, ya que es un animal tranquilo e inofensivo, muy dócil, bello y no llega a crecer demasiado. Pero a pesar de todas sus ventajas como animal de compañía, no es recomendable para cualquier persona; por ejemplo, dárselo a un niño como mascota no es la mejor idea, ya que no es un animal muy interactivo y el pequeño podría terminar por aburrirse.

 

Alimentación y hábitat
El dragón de agua chino es por definición omnívoro, pero en la práctica resulta ser más bien insectívoro y a la edad adulta puede llegar a ser carnívoro. Se deb prestar mucha atención a la dieta, trata de lograr que sea equilibrada. En general, el dragón de agua chino se mantiene comiendo insectos, vegetales, lombrices, y a medida que van creciendo puedes probar con presas vivas, lo recomendable es usar crías de rata o de laucha.

 

El agua es un elemento indispensable para ellos, son muy buenos nadadores, y disfrutan haciéndolo. Si quieres tener a tu mascota lo más adaptada posible, no olvides ponerle dentro del terrario un recipiente con agua de un tamaño adecuado para que pueda al menos sumergirse en él –de igual medida o mayor, si es posible. Decora todo el hábitat con rocas, ramas (reales, no artificiales). 

 

Cuidados básicos del dragón de agua chino
Lo primero y fundamental, es ocuparnos del terrario. Éste deberá ser del doble del tamaño que el del animal en su edad adulta. Llevándolo a medidas, esto seria 150 centímetros de largo por 80 centímetros de alto, como mínimo. Cuanto más grande sea, mejor para tu mascota. 

 

La temperatura tiene que ser de 30 grados Celsius aproximadamente durante el día y 22 grados Celsius por la noche. Hay que se especialmente cuidadoso con este aspecto, para ellos es muy importante estar templados. Evita las piedras calefactoras dentro del hábitat, ya que pueden quemar al dragón de agua chino y puede llegar a ser hasta peligroso para el animal. Y recuerda, por último, cambiar el agua todos los días, para garantizar una óptima higiene a tu mascota.

Gane dinero de forma rápida y fácil con nosotros