Guía para empezar a usar Filezilla

Aprenda a usar Filezilla como alternativa sencilla y visual, al complejo y técnico mundo del FTP y otros protocolos de transferencia de ficheros.

Dado el reciente incremento de las nuevas tecnologías y con ellas todo lo que envuelve el mundo de Internet, hace que cada vez sean más los usuarios que deciden hacer sus propias páginas web o aplicaciones que cuelgan u hospedan en la red de redes. Es en este punto donde usar Filezilla puede convertirse en una herramienta primordial.

¿Qué es Filezilla y qué características tiene?

  • Usar Filezilla pasa por comprender primero qué es y para que se utiliza. Filezilla es un potente programa cliente multiplataforma de “File Transfer Protocol” o FTP, entre otros. Es una aplicación desarrollada como software de libre distribución y de código abierto con una licencia pública general.
  • Filezilla, gratuito, es usado mayormente por desarrolladores o personas que cuelgan muchos contenidos en páginas de Internet o en servidores remotos a través, básicamente, del protocolo de transferencia de ficheros FTP con todas sus variantes. Cualquiera que quiera usarlo sólo tiene que descargarlo de forma gratuita a través de su página web oficial.
  • Como características principales, destaca como administrador de sitios permitiendo a los usuarios crear listas FTP con la información de las conexiones, puertos, passwords, etcétera. También es usado como registrador de mensajes, puesto que muestra una consola con todos los comandos enviados y recibidos. Muestra una cola de transferencia de ficheros y un intuitivo entorno con las carpetas locales y remotas.

¿Cómo funciona Filezilla?

  • Usar Filezilla es sencillo y no precisa de conocimientos muy avanzados en el mundo de la informática. El programa se divide en un conjunto de pantallas y menús muy intuitivos que facilitan mucho la tarea. En la parte superior está la zona de configuración de la cuenta FTP con nombre, password, puerto, etcétera. Inmediatamente debajo está la consola dónde se le mostrarán todos los comandos enviados y recibidos.
  • La parte más útil es la inmediatamente inferior, una doble división nos muestra el contenido de nuestro ordenador local y el contenido de la máquina remota a la cual nos encontramos conectados. Es en este punto dónde podremos arrastrar carpetas y ficheros de nuestro ordenador al PC remoto.
  • Justo por debajo se encuentra la también interesante ventana con información de las colas de transferencia, que nos muestra de una forma gráfica y con los porcentajes de los progresos de los envíos y las recepciones activas o pausadas en dicha conexión.
  • Usar Filezilla es extremadamente cómodo y sencillo para casi cualquier usuario, y su gratuidad le convierte en herramienta indispensable para cualquier usuario activo de Internet.