Guía para viajar a Johannesburgo

Para conocer la urbe más grande y poblada de Sudáfrica hay que viajar a Johannesburgo, que ofrece a los visitantes atractivos que van desde la gastronomía hasta los misteriosos túneles en los que antiguamente los colonos buscaban oro .

Para viajar a Johannesburgo es preciso tener en cuenta algunos datos básicos, entre ellos que es una ciudad ubicada en una meseta del interior de Sudáfrica, que cuenta con casi siete millones de habitantes y tiene zonas turísticas interesantes y revitalizadas (gracias al último Mundial de Fútbol celebrado el pasado año en el país) que el viajero no se puede perder.

Clima y moneda

El clima es seco y bastante suave, caluroso en verano, mientras que en invierno las temperaturas pueden descender por debajo de los cero grados centígrados. Es preciso recordar que para los habitantes del hemisferio norte la mejor época para viajar a Johannesburgo es el invierno (de noviembre a marzo), dado que en esta ciudad, ubicada en el hemisferio sur, en estos meses es verano.

 

La moneda sudafricana es el Rand. El cambio es de aproximadamente 8 Rands por 1 dólar estadounidense. Para viajar a Johannesburgo pueden llevarse tarjetas de crédito internacionales como Visa o Mastercard, que son aceptadas en la mayoría de establecimientos.

Lugares de interés

Entre los lugares que es preciso visitar durante si se va a viajar a Johannesburgo destaca el Museo del Apartheid, el Museo de África y el centro de la ciudad, eminentemente financiero y copado por rascacielos y edificios modernos.

 

Algunos de los lugares de mayor atractivo para quienes van a viajar a Johannesburgo y son amantes de la historia son los barrios de Alexandra y Soweto, este último ubicado en los suburbios, y dónde se encuentra ubicada una de las casas donde residió Nelson Mandela.

 

Adicionalmente se puede visitar el parque de la minería Gold Reef City. Una curiosidad es que la ciudad está llena de túneles subterráneos que fueron excavados antiguamente por colonos que pasaron por la zona (holandeses e ingleses, entre otros) y buscaban el metal precioso.

Medios de transporte

El sistema de transporte público en la ciudad no está demasiado organizado, aunque existen opciones como los taxis con taxímetro, el metro, y una red de autobuses que cubre determinadas rutas.

 

Además, en 2010, con la celebración del Mundial de Fútbol, se inauguró el tren de Gauteng, que une el centro con el Aeropuerto Internacional así como con Pretoria, capital administrativa del país, lo que facilita las posibilidades para viajar a Johannesburgo desde otros lugares del país.

Seguridad

Por último, conviene recordar que si se va a viajar a Johannesburgo hay que tener en cuenta algunas recomendaciones de seguridad, ya que no es una ciudad cien por cien segura, por lo que se recomienda no caminar solo por la noche y contratar guías o tours organizados para visitar la ciudad con mayor tranquilidad.