Guía por los mejores castillos de Alemania

Los mejores castillos de Alemania constituyen verdaderas joyas arquitectónicas, convertidos en protagonistas de cuentos de hadas serán un auténtico placer para el visitante.

Grandes fortalezas medievales, majestuosos y grandiosos castillos y románticos palacios de ensueño pueblan Alemania. Situados en entornos espectaculares da la impresión de que el paso del tiempo los ha conservado con la misma elegancia con la que han pervivido a lo largo de los siglos.

Los mejores castillos de Alemania

Uno de los castillos más destacados es sin duda el de Neuschwanstein, a las puertas de poder haberse convertido en una de las nuevas maravillas del mundo es conocido cómo el castillo del "rey de cuento de hadas". No menos importante es el castillo de Burg Eltz, se trata de uno de los pocos castillos que actualmente está habitado, aunque gran parte de las estancias son públicas.

 

A orillas del Rin se encuentra el castillo de Marksburg, inalterable al paso del tiempo fué declarado Patrimonio de la Humanidad. Otro de los mejores castillos es el de Rabenstein, situado en lo alto de una roca, desde él se obtienen unas vistas espectaculares. Además el castillo ofrece la posibilidad de pasar una noche en él.

La ruta de los castillos

Escoger cuáles son los mejores castillos de Alemania no es nada fácil. Cada uno de ellos cuenta con una historia diferente, se rodean de un entorno único y su estilo es completamente distinto al de los demás. La mejor forma de conocer cada uno de éstos increíbles lugares es a través de la ruta de los castillos.

 

La ruta de los castillos cuenta con más de 50 años de historia y tiene un recorrido de más de 1.000 kilómetros. A lo largo del viaje es posible ver las más de 70 fortalezas de la ruta. Esta comienza en la ciudad de Mannheim y termina en Praga. En bicicleta, coche o autobús, cualquiera de las opciones es estupenda para disfrutar de esta ruta tan especial.

 

La ruta de los mejores castillos de Alemania es una estupenda oportunidad de trasladarse a la época medieval. Vivir sus tradiciones y fiestas en uno de sus castillos será algo irrepetible.