Hacer el nudo del cinturón de karate para que no se deshaga

Aprender a hacer el nudo del cinturón de karate para que no se deshaga de una forma correcta y estética es vital para todo practicante de esta disciplina.

El karate, disciplina tradicional y marcial nacida en Japón a principios de siglo XX y originaria de las luchas orientales de antaño, basa sus principios en valores tan loables como el respeto, la elegancia, la constancia y la humildad. Es por ello que aprender a hacer el nudo del cinturón de karate, también llamado Obi, es de suma importancia para todos sus practicantes.

El karate como deporte o como forma de vida
Hay quienes consideran el karate como disciplina deportiva y otros como una filosofía de vida, y ambos están en lo cierto. El karate es un deporte completo que requiere un máximo esfuerzo, dedicación y constancia en su práctica. Pero es a la vez también una manera filosofía debido a los valores que se trabajan en su aprendizaje y práctica.

 

Se trata de una dura disciplina deportiva con ejercicios que llevaran al karateka al límite, los cuales concuerdan a la perfección con una forma de vida que versa sobre el sacrificio, el trabajo, la humildad, el compañerismo y la perfección. De ahí que un detalle simple como hacer bien el nudo del cinturón de karate cobre una vital importancia.

La indumentaria del karateka
La humilde y austera vestimenta karateka se basa únicamente en dos prendas que deben llevarse inmaculadamente limpias y bien puestas. El karategui o kimono es el traje que acompañará al practicante en todo momento y consta de chaqueta cruzada y de pantalones que se ceñirán al cuerpo mediante betas. El Obi es el cinto. Todo karateka deberá aprender a hacer bien el nudo del cinturón de karate antes de cualquier otra cosa.

 

El nudo del cinturón de karate es sencillo y se hace en tres partes. En la primera se cogerá el cinto por la mitad y se colocará su centro en la parte frontal de la cintura. Seguidamente daremos la vuelta a ambos extremos quedando los dos delante. Por último, el que venga por la parte superior deberá pasar por detrás de todo y hacer entonces el nudo saliendo un extremo por cada lado.

 

La excelencia del buen practicante radica tanto en la perfección de los movimientos o técnicas como en la pulcritud y estética de su proceder y su vestir dentro del dojo (espacio donde se practica el karate). Es importantísimo cuidar cada detalle y que no haya arrugas ni cruces que puedan molestar tanto en el cinto como en el karategui, de ahí la importancia de hacer bien el nudo del cinturón de karate.