Hacer huevos rellenos de atún y gratinados con bechamel

Una rápida y sencilla receta para hacer huevos rellenos, tanto para grandes chefs como para pequeños principiantes en el arte de los fogones.

Hay una amplia gama de posibilidades a la hora de hacer huevos rellenos. En este caso, si queremos involucrar a los más pequeños de la casa, haremos el relleno de atún y lo rociaremos con una bechamel para gratinarlos y así hacer huevos rellenos más apetitosos y atractivos al paladar infantil.

 

Ingredientes para 4 personas

  • Se pondrá este bocado como entrante, así que un huevo por persona estará bien. Para cuatro personas nos bastará con cuatro huevos y dos latas de atún. Se puede utilizar tomate frito o pisto de verduras que ya venden hecho. Mientras que para la bechamel se necesita leche, mantequilla, harina de trigo, nuez moscada y sal.

 

Preparación de los huevos

  • Al hacer huevos rellenos lo primero es cocer los huevos durante cinco o seis minutos en agua con sal y vinagre, así la cáscara no se rompe. Cuando el agua empiece a hervir, con mucho cuidado, haremos rodar los huevos en el cazo durante unos minutos para conseguir que la yema se quede en el medio

 

  • Una vez cocidos se pelan y se cortan por la mitad en vertical. Se les retira las yemas y se echan a un bol dónde se mezclan bien con el atún y el tomate que hayamos elegido. Este relleno se pone con una cucharilla en el hueco del huevo dónde hemos quitado la yema.

La bechamel

  • Para hacer huevos rellenos gratinados, lo mejor es cubrirlos con una deliciosa salsa bechamel. para ello, se derrite en un cazo una cucharada de mantequilla, momento en el que se añade una cucharada de harina de maíz. Se remueve bien y antes de que llegue a dorarse, se retira del fuego.

 

  • En otro cazo se echan dos vasos de leche. Cuando esté hirviendo, se añade la mezcla anterior de mantequilla y harina, y se baja el fuego sin dejar de remover. Si queda demasiado líquida o espesa, se rectificará echando más harina o leche. Finalmente, se sazona con sal y nuez moscada.

 

  • Esta bechamel se extiende por encima de los huevos. A continuación, se meten al horno (el cual habremos ya precalentado a 180 grados), se mantienen durante diez minutos y ya están listos. Los chefs más ingeniosos, pueden utilizar las yemas de huevo retiradas para decorar la fuente donde irán emplatados los huevos rellenos.