Hacer sidra casera: ideas para los amantes de la manzana

Una de las frutas más sanas, ricas y útiles para preparar diferentes bebidas es la manzana, además es ideal para hacer sidra de la más alta calidad y delicioso sabor.

Uno de los mayores placeres que se le puede dar al paladar es hacer sidra en casa, ya que es una de las bebidas más deliciosas y fáciles de elaborar. Para poder comenzar su preparación es necesario someter la fruta de la manzana a un proceso de fermentación que se logra partiéndola en pedazos y dejándola reposar en un recipiente lleno de agua por varias horas en un sitio que tenga una temperatura ambiente. Estas son bebidas que deben consumirse en corto tiempo.

Pasos para hacer sidra

  • Como primera medida se van a necesitar de varios ingredientes que deben estar en perfecto estado y ser de la más alta calidad para poder obtener los mejores resultados: dos kilos de manzanas (entre verde y roja), 500 gr. de miel natural, canela molida al gusto, 25 gr. de levadura, cuarto de kilo de azúcar y 10 litros de agua.
  • El próximo paso es lavar muy bien toda la fruta y cortarla en pedacitos muy finos sin eliminar su cáscara. Aparte en un recipiente de metal se coloca el agua y se le agrega toda la manzana. A continuación, se procede a poner la olla al fuego y cuando hierva se deja cocer cinco minutos más.
  • Luego se pone en una superficie firme, se deja reposar y enfriar por un par de horas aproximadamente. Cuando pase este tiempo se procesa en una licuadora toda la preparación a velocidad máxima y se cuela muy bien. En este punto de alista un recipiente limpio en donde se coloca la canela, la levadura, la miel y el azúcar. Adicionando lentamente toda la mezcla licuada que es la base para hacer sidra.

Recomendaciones adicionales

  • Finalmente, se tapa muy bien el recipiente con una tela de manera que le queden algunas entradas de aire durante un tiempo aproximado de dos o tres días, esto depende del gusto del consumidor, cuantos más días este en reposo más fuerte será el sabor de la preparación. Una vez que pase todo este tiempo se puede envasar el líquido en botellas de vidrio y se colocan en la nevera para que tengan un periodo de consumo de mayor tiempo y no se dañe tan rápido.
  • Se aconseja que al hacer sidra y poner a fermentar la preparación se le añada además unos pedazos de piña (con cáscara incluida) junto con un limón que tenga incrustados varios clavos. Este toque le dará un gusto único a la mezcla y tendrá la oportunidad de deleitar su paladar con una de las mejores sidras que se pueden preparar en casa. Al hacer sidra casera no hay un proceso de pasteurización, razón por la cual hay que consumirse con mayor prontitud.