Hacer un bolso de playa con una camiseta vieja

Se aproxima el verano y ya te vas preparando para descansar al sol. Tienes tu bikini, tu bronceador y tus gafas de sol, pero se te olvidó algo fundamental: el bolso de playa. No te preocupes: en cuestión de minutos tendrás uno nuevo.

Es un accesorio elemental al momento de ir a la playa. Allí colocamos todo lo que necesitamos para pasar un día divino bajo el sol. Si el que usaste el verano pasado no sirve más y no pudiste salir a comprar uno nuevo, ¡no hay problema! La solución está en casa. Vamos a hacer un bolso de playa con una camiseta vieja en pocos minutos.

Qué materiales utilizaremos
Para hacer este bolso de playa no tienes ni que salir de casa. Los pocos materiales que necesitamos están a tu alcance en algún cajón. Primero, escoge cuál será la camiseta que quieres reciclar para convertir en bolso. Sería ideal una camiseta más bien grande, así podemos hacer un bolso súper cómodo. Luego, busca aguja e hilo (si tienes máquina de coser, mejor) y una tijera.

¡Manos a la obra!
En primer lugar, extendemos la camiseta sobre una mesa y le cortamos las mangas y el cuello, logrando así dos rectángulos de tela. Guardamos los trozos de camiseta sobrantes para utilizarlos luego. Enfrentamos ambos rectángulos del lado del derecho de la tela y cosemos los lados, dejando uno abierto que será la boca del bolso. Es probable que sólo debas coser un lado del rectángulo ya que, al tratarse de una camiseta, dos de los lados ya están unidos. Cuando acabes, volteas la pieza quedando así el lado del derecho por fuera.

Ahora, con la tela que sobraba de la camiseta, veremos la manera de hacer una trenza. Si la misma no llegase a alcanzar, podemos incorporar algún otro material que tengamos en casa, como puede ser algún trozo de un vaquero o un poco de lana. Una vez que tengamos la trenza, sólo resta coserla fuertemente, uniendo cada extremo de la misma a cada lado del bolso y ¡listo! Ya tienes un bonito bolso de playa para estrenar.