Hacer un estuche para las brochas de maquillaje paso a paso

Tener las brochas de maquillaje organizadas es una tarea sencilla si disponemos de un estuche para guardarlas

Es fácil tener nuestras brochas de maquillaje bien ordenadas usando un estuche de maquillaje. Aprenda cómo hacerlo con sus propias manos.

Materiales necesarios para hacer un estuche para las brochas de maquillaje
2 trozos de tela, cada uno de 80 centímetros de largo y treinta centímetros de ancho

Máquina de coser, aguja e hilo

Cremallera de 140 centímetros de longitud

2 láminas de gomaespuma, cada una de 40 centímetros de largo y 30 centímetros de ancho

Cinta de 90 centímetros de longitud y 5 centímetros de grosor

Procedimiento para hacer un estuche para las brochas de maquillaje
Tomamos el trozo de tela y sobre una de sus mitades, ponemos una lámina de espuma. Sobre la otra, colocamos la otra lámina. Cosemos el otro trozo de tela, superponiéndolo al anterior y dejando que quede la tela tapando alrededor de la lámina, de modo que quede como una tela separada en dos mitades y con relleno de gomaespuma. Todo alrededor de la tela cosemos, en una mitad una de las dos partes de la cremallera y en la otra mitad opuesta la parte opuesta de la cremallera, de modo que nos quede un bolso que se cierra con cremallera.

Lo abrimos, y en el interior, con la cinta, creamos separadores para meter las brochas, dejando para cada uno el tañamo de cinta adecuado para poder sujetar la brocha sin que se caiga y sin que se necesite forzar la entrada de la brocha en su compartimento.

Si no disponemos de cremallera o no nos gustan, podemos usar cinta de tela decorativa para coser alrededor de los bordes del estuche, y usar como cierre un cierre de botón magnético, un cierre de velcro o un botón automático, los cuales son muy fáciles de conseguir en mercerías y se colocan simplemente cosiéndolos.