Historia del Festival de Cine de San Sebastián

Desde su primera edición, en 1953, el Festival de Cine de San Sebastián ha congregado entre sus asientos a las estrellas y premios más internacionales de la gran pantalla.

El Festival de Cine de San Sebastián es el evento cinematográfico más prestigioso y destacado mediáticamente de los que tienen lugar en nuestro país. En él se alinean toda una serie de estrellas de cine, actores, directores y guionistas; perfectamente aderezados con el conjunto de decorados, entrevistas, presentaciones de nuevas películas e incluso cenas temáticas acorde a las tramas presentadas.

Historia del Festival de Cine de San Sebastián durante su primera década

  • Durante la primera década del Festival de Cine de San Sebastián destacan la incorporación de la entrega de la primera Concha de Plata, en 1955, como símbolo de un premio distintivo del certamen; o la noticia de que un año después, en 1956, la FIAPE (Federación Internacional de Asociaciones de Profesores de Español) no quisiera reconocer al certamen. A pesar de ello, las autoridades decidieron mantenerlo debido al interés que el régimen franquista mostraba por proyectar una imagen moderna del país.
  • Debido a este acontecimiento, en 1957 le fue concedida a este evento cinematográfico la máxima categoría, es decir, la de festival competitivo. En esta ocasión la película ganadora de la Gran Concha de Oro fue “La nonna Sabella”. Un año después, en la edición de 1958, y no sin cierta polémica, fue premiada la película “Ewa chce spac”, frente a la candidata Vértigo, de Alfred Hitchcock. Acabando esta década, en 1963, el evento perdió la categoría A, aunque la recuperó el año siguiente.

Historia del festival de cine de San Sebastián a partir de su tercera década

  • Entre 1980 y 1984, mientras afrontaba la dirección del evento durante estos años Luis Gasca, el Festival de Cine de San Sebastián se vio sumido en una grave crisis que causó una bajada considerable en el prestigio adquirido. La recuperación de este prestigio comenzó al tomar el testigo de la dirección Diego Galán, iniciándose así el camino hacia la obtención, de nuevo, de la denominación de máxima categoría e instaurándose como novedad el Premio Donostia.
  • A partir del año 2000, el Festival de Cine de San Sebastián se ha visto caracterizado, principalmente, por la presencia de Woody Allen. En 2004, el director y guionista estrenó en este festival la película “Melinda & Melinda”; y en 2008 repitió estreno en San Sebastián con la emisión de “Vicky, Cristina, Barcelona”. En esta ocasión, Antonio Banderas recibió el premio Donostia de manos del actor español Javier Bardem.