Honestidad radical: cuando hacer uso o prescindir de ella

La honestidad radical consiste en decir lo que realmente pensamos de los demás y del mundo que nos rodea sin ningún tapujo, abriendo la posibilidad de liberar la mente de los resentimientos, pero también puede tener un efecto contraproducente en la relación con otras personas

La honestidad radical es una propuesta terapéutica desarrollada por el psicólogo Brad Blanton, que consiste en decir las cosas tal cual las pensamos y las sentimos, sin importar sus efectos ni sus consecuencias. Según su autor, el dejar de mentir libera la mente de ataduras y prejuicios sociales que obligan a los individuos a vivir “encerrados en una jaula” que provoca enfermedades como depresión, ansiedad y dolores psicosomáticos que afectan la calidad de vida del ser humano.

Beneficios y consecuencias
Practicar la honestidad radical en la vida cotidiana implica un alto grado de compromiso personal, ya que es difícil controlar los pensamientos y detectar las mentiras que se generan en la mente sin un entrenamiento previo.

Seguramente en muchas ocasiones ha explotado y dicho lo que verdaderamente piensa y siente de una situación en particular o sobre las actitudes y comportamientos de las personas que lo rodean, cosa que ha ayudado a liberarlo de los sentimiento negativos que lo embargan y en teoría, de eso se trata la honestidad radical, pero otras veces, tanta sinceridad puede provocar daños irremediables en las relaciones personales y en el ato-estima de los demás.

Como y en donde usar la honestidad radical
El uso de la honestidad radical en la vida cotidiana debe de ser aplicada bajo la supervisión de un terapeuta y de forma gradual. Es muy útil en casos en donde se habla con personas con las que existe la suficiente confianza como para explicarles en que consiste la terapia y aplicarla abiertamente; seguramente en estas circunstancias es muy útil y eficaz, incluso para los otros sujetos que participan de la plática, ya que conocerán verdaderamente cómo funciona y tal vez la apliquen ellos también.

Pero aplicar la honestidad radical sin ningún método y sin asesoría profesional, seguramente va a provocar más perjuicios que beneficios a la persona que la intenta utilizar, ya que a pesar de que esta terapia promueve la libertad de mente para llegar a un grado elevado de estabilidad emocional, esto puede ocasionar un daño irreparable en el entorno social, familiar y laboral; y de nada servirá ser muy sinceros con uno mismo y con los demás, si esto no les va a proporcionar la posibilidad de alcanzar un pleno desarrollo integral como personas y comos seres humanos.