Hugo Sánchez: un delantero con clase

Famoso por sus volteretas y sus goles de chilena, Hugo Sánchez fue uno de los delanteros más completos que ha dado el futbol mexicano en toda su historia.

Hugo Sánchez ha sido el jugador de futbol más importante y reconocido que ha dado el futbol mexicano; genio y figura, su maestría con el balón, su habilidad con el regate y sus remates acrobáticos, le otorgaron fama mundial que le hicieron triunfar en grandes equipos, despuntando sobre todo en el Real Madrid C.F.

Sus inicios como futbolista
Nacido en ciudad de México en 1958, Hugo Sánchez Márquez comenzó su carrera profesional en el equipo universitario de los Pumas de México en la temporada 1976-77, equipo con el que jugó durante 5 temporadas, ganando dos títulos de liga, en las temporadas 1976-77 y 1980-81, consiguiendo el primer título de liga en toda la historia de los Pumas. En la campaña 1978-79 también logró ser máximo goleador del campeonato mexicano. Durante un par de veranos, aprovechando las vacaciones estivales, alternó con el equipo estadounidense de los San Diego Sockers donde también deslumbró.

Entre ambos equipos logró más de 125 goles y su trayectoria ya era ampliamente seguida en el viejo continente. Había llegado el momento de dar el salto.

Su debut en la liga española
Hugo Sánchez llegó al Atlético de Madrid en 1981 avalado por su gran clase y su cartel de goleador. Tardó unos años en adaptarse y no fue hasta la temporada 1984-85 cuando logra sus primeros títulos: Copa del Rey, Supercopa de España y máximo goleador de la liga con 19 goles.

Traspasado al Real Madrid C.F. en 1985, Hugo Sánchez explotó como jugador logrando sus mayores éxitos con el equipo blanco. Ganó cinco ligas consecutivas, desde la temporada 1985-86 hasta la 1989-1990, tres supercopas de España, una Copa del Rey, una Copa de la UEFA y cuatro títulos más de "pichichi" de la liga española, además de una Bota de Oro europea.

En las retinas de los aficionados aún permanecen los recuerdos de sus ágiles volteretas y sus acrobáticas "chilenas" por las que sería míticamente recordado.
En 1992 Hugo Sánchez regresa a México, al Club América, equipo con el que lograría la Copa de Campeones de la Concacaf. Un año más tarde volvió a España, al Rayo Vallecano, y, tras un periplo por varios equipos, acabó retirándose como un ídolo en el Atlético Celaya en 1997.

Su etapa con la selección mexicana
Tras ganar un título en su etapa juvenil, Hugo Sánchez también despuntó en la selección absoluta de México, siendo una de las máximas figuras en la etapa más dorada del futbol de su país. Participó en tres copas del mundo, Argentina 1978, México 1986 y Estados Unidos 1994, y ganó una Copa de Oro de la Concacaf en 1977.

Hugo Sánchez se hizo entrenador en el año 2000, logrando su mayor éxito cuando se hizo cargo de la selección de su país entre los años 2007 y 2008.
Considerado un delantero total, dominaba todas las facetas del remate siendo su rendimiento goleador algo alcanzable por muy pocos, llegando a marcar casi 900 goles a lo largo de toda su carrera deportiva.