Ideas para convertir su salón en un espacio más acogedor

El salón es uno de los espacios más importantes de un hogar, por lo tanto, es necesario conseguir un lugar acogedor para tener una vida familiar confortable.

Es hora de hacer del salón un lugar más acogedor, así que, con unos pequeños arreglos en la disposición de los muebles, una nueva decoración y alguna compra, esta estancia parecerá otra, de tal forma que quede plasmado el estilo y personalidad de sus habitantes.

Limpieza, orden, decoración y espacio

Estos cuatro factores son fundamentales para encontrar un salón acogedor. La suciedad, el desorden, una mala decoración, demasiado ornamentado o con mal gusto, colores mal elegidos, y el desaprovechamiento del espacio disponible ayudan a que esta habitación no sea un lugar agradable y cómodo.

 

Por lo tanto, mantener este espacio limpio y ordenado por todos los miembros del hogar es el primer paso para después pensar en el estilo. En todo caso, los muebles deben estar situados de tal forma que no interrumpan el paso y que permitan el contacto visual entre los que usen esta estancia, dando esa sensación de familiaridad.

 

Si el salón es muy grande y se usa para varias actividades, los muebles, diferentes colores en las paredes o alfombras variadas pueden usarse para separar esos espacios. Por ejemplo, la zona del televisor con sus sofás y una pared de color claro y, detrás del sillón, una zona de lectura con una pared un poco más oscura y otros adornos diferenciadores.

Iluminación , temperatura y otros factores

EL salón debe estar bien iluminado, de tal forma que durante el día se aproveche la luz natural, que junto con los colores claros en las paredes y los muebles orientados hacia ella darán sensación de amplitud, y por la noche la iluminación de un lugar acogedor debe de ser tenue con lámparas que iluminan hacia el techo y que se pueda modificar la intensidad de la luz.

 

Un lugar frío en invierno o caluroso en verano, por muy bien decorado que esté, carecerá de la comodidad necesaria, por lo que el aire acondicionado y la bomba de calor son imprescindibles para conseguir este efecto. Por otro lado, hay que elegir bien los ornamentos con otros colores que contrasten con la claridad de las paredes, para dar más vida al salón, pero sin excederse.