Ideas para hacer un sombrero de bruja con cartulina

Hacer un sombrero de bruja económico y original es muy fácil, sólo hay que echarle un poco de imaginación y seguir los pasos indicados en esta manualidad

Hoy en día no sólo utilizamos el disfraz en Carnavales, sino que existen varios eventos en los que necesitamos ir bien disfrazados, como para acudir a una fiesta temática o para celebrar Halloween. Si no queremos invertir mucho dinero en nuestro disfraz pero aún así queremos que nos quede muy auténtico, podemos confeccionarlo nosotros mismos.

Prepara todo lo necesario
Para hacer un sombrero de bruja necesitas dos cartulinas negras grandes, un compás, pegamento o cinta adhesiva, un lápiz y unas tijeras.

¡Manos a la obra!
Para empezar, recorta un rectángulo grande de una de las cartulinas y, enrollándolo, haz un cono cuya base sea del mismo tamaño que el de tu cabeza. Pega el cono y corta los trozos sobresalientes de la base.

Coge la segunda cartulina, apoya el cono encima de ésta, repasa el contorno de su base y tendrás un círculo del tamaño de tu cabeza. Seguidamente, haz otro círculo con el compás alrededor del primero, teniendo en cuenta que la distancia entre ambos representará el ancho del ala de tu sombrero. A continuación, haz otro círculo dentro del primero a una distancia de unos dos centímetros.

Recorta la cartulina siguiendo el círculo más externo y, luego, por el más interno. Luego haz unos cortes a modo de pestañas entre el círculo más pequeño y el que se corresponde con el contorno de tu cabeza. Por último, dobla las pestañas hacia arriba, coloca el cono encima de éstas y pégalas para que queden unidas las dos partes. ¡Ya tienes tu sombrero de bruja listo!

Personaliza tu sombrero
Para que tu sombrero de bruja sea único, puedes decorarlo de diversas maneras. Para hacerlo, son muy útiles los rotuladores plateados o dorados, con los que puedes dibujar telarañas, estrellas u otros motivos por toda la superficie del gorro. Si gustas, también puedes dibujarlos en papeles de colores y pegarlos, luego al sombrero. Y si quieres, usa trozos de rafia o de lana y pégalos a la parte de atrás del cono del gorro. Verás qué peluca más económica y divertida consigues.