Ideas para personalizar el forro de los libros escolares

Sea la envidia de todos y luzca un sensacional forro para libros personalizado, con divertidos diseños realizados con materiales reciclados.

Algunas veces las imágenes exhibidas en las carátulas de nuestros libros no son de nuestro agrado y en otras ocasiones el uso excesivo deteriora las portadas dejando al descubierto nuestro total descuido. Haciendo uso de materiales reciclados, estas pueden ser cubiertas permitiendo renovar y personalizar al gusto el forro de los libros.

Carátulas con papel de regalo
La mayoría de las veces tenemos en nuestros cajones algunos trozos de papel de regalo que seguramente no quisimos tirar por alguna razón. Este material es un fenomenal forro para libros y en caso de que esté un poco doblado será mejor arrugarlo por completo pues, aunque no lo parezca, les dará un ligero toque de antigüedad.

Con bolsas del pan
Sí nuestra ideología es “cuidar el planeta”, entonces el papel kraft es la mejor opción. Este es un material marrón muy utilizado para hacer las bolsas del pan, las cuales permitirán crear un forro para libros con un look bastante interesante, nada descuidado y apuntando al estilo “ecologista”.

Se puede crear una línea de forrado haciendo uso de crayones colocando un diseño al frente que represente la temática del libro. En este caso, es importante recordar siempre la naturaleza y el reciclado, así que se debe procurar que los diseños guarden la misma línea.

Forros con estilo libre
La condición aquí es echar a volar la imaginación. Para crear un estilo libre se deberán utilizar pedazos de papeles de colores que serán pegados para crear un fantástico forro para los libros. Esta técnica permitirá que sean incrustadas algunas fotografías de animales, artistas o algunos dibujos de ánime.

Carátulas para intelectuales
En caso de que las matemáticas y la lectura sean nuestra razón de ser, utilizar hojas de libros viejos y hasta papel periódico permitirán obtener un efecto de intelectualidad. Se pueden mezclar números con textos impresos en colores para crear un estilo más personal o bien recortar letras grandes para formar el nombre del libro en la portada.

Coloridas y dulces portadas
Los empaques de dulces siempre tienen colores y estampados muy atractivos. Una buena opción sería forrar nuestros libros con paquetes de diferentes colores y tamaños, intercalándolos para lograr un estilo alegre y llamativo.

Para los artistas
Dibujar en hojas blancas algunos paisajes, casas, o simples garabatos permitirán obtener una obra totalmente artística, pues esta técnica dejará presumir discretamente nuestros talentos al inventar fantásticos diseños para forrar los libros. Tambien se puede hacer uso de diferentes partituras musicales.