Ideas para preparar la casa para un nuevo bebé

Cuando estamos esperando la llegada de un nuevo bebé, miles de temores, dudas e ideas se apoderan de nuestra mente, sobre todo si es el primero.

La ilusión que tenemos cuando esperamos la llegada de un nuevo bebé hace que queramos tener su habitación con todas las cosas necesarias para que sus primeros meses de vida sean los mejores y no le falte de nada. Para ello, debemos ponernos manos a la obra con bastante tiempo de antelación. Normalmente hacia el séptimo mes de embarazo debemos tener todo listo por si se adelanta el momento del parto.

Ideas para su lugar de descanso
Durante los primeros meses sería ideal colocar la cuna en nuestra habitación para facilitar las tomas nocturnas y tenerle cerca cuando se despierte por las noches. A medida que se vaya haciendo mayor, tendremos tiempo de cambiarle a una cama infantil en su propia habitación. Si disponemos de más de una habitación donde poder elegir, hay que tener en cuenta varios aspectos para elegir la mejor opción.

Entre todas las habitaciones que tengamos disponibles, debemos elegir la que más espacio tenga, porque, aunque de momento solo tengamos la cuna, un armario, una cómoda y algún mueble más; a medida que vaya creciendo necesitará más espacio para jugar y hacer los deberes, por ejemplo. También hay que tener en cuenta la situación de la habitación. Esta no debe ser muy ruidosa, caliente en invierno y fresquita en verano. Además, la habitación del bebé debe ser lo más luminosa posible. Así, cuanta más luz tenga, más caliente será en invierno.

Para un recién nacido no hace falta de momento comprar mesas ni sillas, aunque debemos tener en cuenta el espacio para el futuro. De momento, lo más imprescindible es tener el espacio para la cuna, un cambiador, el cochecito y el parque. Por ahora debemos dejar libre su habitación de otros muebles que no son necesarios.

Seguridad y decoración
Cuando el bebé vaya creciendo, cualquier mueble, esquina, u objeto decorativo corre peligro de terminar roto, además del consiguiente peligro para el niño. Debemos comenzar por prestar especial atención con las cosas que estén clavadas en la pared, como cuadros o espejos, ya que pueden causar golpes y cortes sobre su cabeza. Además, cualquier otro objeto ornamental puede ser susceptible de ser arrojado al suelo, por lo que, durante unos años, debemos prescindir de ellos.

Los enchufes son un elemento muy importante a tener en cuenta. Lo ideal será comprobar antes del nacimiento del bebé si la instalación eléctrica cumple con las normas de seguridad. A continuación debemos taparlos con protectores especiales que venden en cualquier tienda especializada para el bebé. Debemos prestarle atención a cualquier elemento que suponga un peligro para nuestro bebé cuando comience a gatear y andar. Es fundamentaal tenerlos en cuenta y ponerle los remedios necesarios para ayudar a nuestro bebé a vivir su infancia de manera segura y feliz.