Ideas para un picnic: las tradicionales y las más peculiares

Para disfrutar de una soleada tarde de domingo, un buen plan puede consistir en elegir entre un picnic tradicional o buscar otros recursos más innovadores.

Una tarde o un día de picnic es algo que nunca pasa de moda. En la playa o en el campo, se trata de disfrutar de la naturaleza en familia o con amigos. Entre las ideas para un picnic tradicional no deben faltar la manta ni las tortillas de patata. Para un picnic peculiar, hay que añadirle imaginación.

Ideas para un picnic de los de toda la vida

  • Lo primero que hay que tener es una mente positiva y pensar que todo va a salir bien. Es fundamental para el éxito del picnic que no llueva o haga viento. Lo siguiente es llenar el coche con todo lo necesario e ir a buscar ese sitio en la playa o en el campo donde esparcir todos los objetos propios del picnic.
  • Una vez localizado el sitio se extienden las mantas, y se sacan las tortillas convenientemente encerradas en sus recipientes. Pueden ir acompañadas de chorizos u otros alimentos caseros, además de vino con gaseosa y coca-cola para los niños.
  • Pueden incorporarse más elementos complementarios como sillas de picnic, mesas plegables o neumáticos de camión, pero en general entre las ideas para un picnic lo básico es la manta y la tortilla.

Ideas para un picnic peculiar, extravagante u original

  • Sin que falten ni la tortilla ni la manta se puede organizar un picnic fuera de lo común en función del lugar de su emplazamiento.
  • Una de las opciones puede ser hacer el picnic en un campo de golf. Si es factible burlar la vigilancia de los guardias de seguridad, es una formidable idea tumbarse a comerse las tortillas en el césped, justo al lado del lago y alimentando a los patos después.
  • Otra de las ideas es disfrutar de la comida colgados en lo alto de una montaña. Se trata de una de las ideas para un picnic solo apta para amantes de la aventura y el riesgo. Se trata de colgar las tiendas de campaña y degustar la tortilla disfrutando del paisaje.
  • Los más jóvenes también pueden hacer un picnic a la salida del instituto. Para hacerlo es imprescindible llevar al aula una mochila con la manta y las tortillas, y a la salida, en compañía de los compañeros y amigos, extender la manta en el césped del jardín más próximo al centro educativo.