Ideas sobre hierbas, plantas y aceites aromáticos para cocinar

Cocinar con hierbas, plantas y aceites aromáticos aporta un toque especial a nuestros guisos, y saber cuáles son los mejores aceites aromáticos para cocinar no es tan complicado como puede parecer.

Los aceites, hierbas, y plantas aromáticas son muy útiles para darle a nuestros platos un toque especial. Especialmente, los aceites aromáticos para cocinar son sencillos de encontrar y utilizar, solo hace falta conocer las propiedades de las hierbas aromáticas para utilizarlos correctamente.

Tomillo
Se usa fresco para aderezar y darle aroma a los braseados de verduras, y a los asados de carne aviar, como pollo o pato. Seco sirve para darle aroma a carnes y pescados a la brasa.

Los aceites arómaticos para cocinar de tomillo dan un toque esquisito a la carne frita o braseada.

Perejil
El perejil fresco es muy útil para complementar sopas y guisos de verduras. Seco es un gran aderezo para carnes y pescados a la brasa. También, mezclándolo con pan rallado, le da un toque muy especial y único a los rebozados y empanados.

Los aceites aromáticos para cocinar de perejil le dan un toque único a las frituras en sartén, si se emplea echando un chorrito justo antes de sacar la carne o pescado frito de la sartén.

Menta
Muy buena para condimentar platos de caza, aunque su función más empelada es en la elaboración de postres.

Los aceites aromáticos para cocinar creados a partir de la menta, le dan un toque fresco a los guisos de piezas de caza, basta echar unas gotas en el guiso ya preparado.

Estragón
Sus hojas verde oscuro cobinan muy bien con guisos y salsas.
Los aceites aromáticos para cocinar de estragón son excelentes para aliñar ensaladas.

Ajo
El ajo posee un sabor fuerte, característico, que combina muy bien con carnes a la brasa, y también con carnes fritas. Cortado en láminas, con precaución de que no se queme, puesto que quemado adquiere sabor amargo.

Los aceites aromáticos para cocinar de ajo suelen emplearse para asar o freir carnes, y para ensaladas

Preparación de aceites aromáticos para cocinar
Preparalos es muy sencillo; basta tomar una botella con cierre hermético, llenarla de aceite y añadir la especia que queremos que aromatice. Una vez hecho esto se deja macerar seis días.